Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de redes de datos satelitales se diversifica

  • Infraestructura

futuro_tierra_espacio

Varias empresas se han embarcado en una particular carrera espacial, que llevará a la construcción de redes satelitales de órbita baja, con las que proporcionarán conectividad de banda ancha en todo el mundo. La más popular es la de SpaceX, pero ahora Amazon ha obtenido el permiso necesario de la FCC americana para seguir avanzando con su proyecto Kuiper, con el que pretende lanzar 3.236 satélites.

En los últimos años, unas pocas empresas pioneras han comenzado a crear una nueva generación de redes satelitales de órbita baja cuyo objetivo es proporcionar conectividad de internet de banda ancha a los gobiernos, las empresas y los consumidores finales. Hasta el momento hay unos pocos jugadores en esta carrera, y el más importante es Space X, que está progresando mucho en el despliegue de satélites. Otro es la empresa británica OneWeb, que está buscando financiación tras haber entrado en bancarrota hace escasas semanas, pero la verdadera competencia de la empresa creada por de Elon Musk es Amazon, que acaba de recibir los permisos que necesitaba para desplegar sus propios satélites.

Según acaba de hacerse público, la empresa de Jeff Bezos ha obtenido finalmente el permiso de la FCC americana para avanzar en su proyecto Kuiper, con el que quiere crear su propia red para proporcionar conectividad a Internet en zonas de difícil acceso de Estados Unidos. Para ello quiere posicionar unos 3.236 satélites en una órbita baja sobre el país, en cinco lanzamientos, con un gasto aproximado de 10.000 millones de dólares.

Según han anunciado, el primer lanzamiento contendrá los 578 primeros satélites con los que podrán comenzar a proporcionar sus servicios, aunque todavía no está claro cuándo va a realizarse, ni desde dónde.  Estos orbitarán a entre 590 y 630 kilómetros de altura y utilizarán unas frecuencias de 17,7-18,6 GHz y de 18,8-20,2 GHz para las comunicaciones Espacio-Tierra y de 27,5-30.0 GHz para Tierra-Espacio.

En un reciente comunicado tras recibir la aprobación de la FCC, Dave Limp, de Amazon, explicó que han “escuchado muchas historias últimamente sobre personas que no pueden hacer su trabajo o completar el trabajo escolar porque no tienen Internet confiable en casa. Todavía hay demasiados lugares donde el acceso de banda ancha no es confiable o donde no existe en absoluto. Kuiper cambiará eso”.

Por su parte, el informe de la FCC dice que “después de revisar el registro, llegamos a la conclusión de que la concesión de la solicitud de Kuiper servirá al interés público, sujeto a los requisitos y condiciones aquí especificados. Los servicios de banda ancha que Kuiper propone proporcionar beneficiarán a los consumidores estadounidenses”. Según los permisos otorgados por este organismo oficial, Amazon dispondrá de hasta el 30 de julio de 2026 para lanzar la mitad de su flota, y hasta el 30 de julio de 2029 para completar el resto de lanzamientos. Y deberá presentar un plan detallado de cómo pretende minimizar el riesgo de crear y dispersar desechos orbitales.

En este sentido, la FCC indica que “se ordena además que, una vez finalizado el diseño de su estación espacial y antes de iniciar el servicio, Kuiper debe perseguir y obtener de la Comisión la aprobación de una modificación que contenga una descripción actualizada de los planes de mitigación de desechos orbitales para su sistema”.