Crece la influencia de la conectividad, big data e IoT en el sector turístico

  • Transformación Digital

Hotel Hyatt Regency

El futuro de la industria turística se encuentra en adaptar sus servicios hacia un público cada vez más exigente con la digitalización. Una buena conexión a internet en los alojamientos turísticos, la recogida de información y su posterior análisis y el uso de sensores, ayudarán a estos negocios a ofrecer excelentes servicios a los usuarios.

  Recomendados....

» Transformación digital de la industria farmaceútica y de la salud Leer
» ERPs: cómo implantar SAP/4 HANA Cloud en 12 semanas y a mitad del coste que oferta la industria Guía
» Plataformas de comunicaciones bajo suscripción: flexibilidad y control Informe

A raíz de los peores meses de la pandemia, el sector turístico en general vio la necesidad de adaptar sus servicios hacia un público cada vez más digital. Tanto es así que, incluso antes de comenzar el viaje, la tecnología juega un papel fundamental. Y es que, según un estudio de Google Travel, actualmente el 74% de los viajeros planean sus viajes por Internet.

“El futuro de la industria turística se encuentra en adaptar sus servicios hacia un público cada vez más exigente con la digitalización. Esto significa no solo adoptar las tecnologías más disruptivas del mercado, si no también mejorar aquellas más básicas, como puede ser la conectividad, con el fin de garantizar un servicio óptimo y sin interrupciones durante su uso”, declara David Carrión, director de la unidad de negocio de comunicaciones de fibratel.

Coincidiendo con la celebración de Fitur, una de las ferias de turismo más importantes, fibratel resalta las tecnologías que marcarán el sector durante este 2023:

--Conectividad. Con el auge del teletrabajo, cada vez es más común que aumenten las demandas de una buena conexión a internet en los alojamientos turísticos. La mayoría de los hoteles y apartamentos vacacionales –en torno a un 99%– cuentan con wifi en sus instalaciones. Sin embargo, en muchas ocasiones no es eficiente. Frente a esto, se encuentra un 70% de viajeros que busca hoteles y apartamentos turísticos tecnológicamente evolucionados, así como una conexión wifi estable y sin riesgos. Es esta razón la que hace primordial mejorar las conexiones en todos los negocios del sector turístico.

--Big data. El big data aplicado al sector turístico y especialmente al hotelero está muy relacionado con la mejora de la experiencia del cliente. Y es que, la recogida de información y su posterior análisis puede beneficiar en la toma de decisiones por parte del establecimiento turístico. Cabe destacar que el beneficio no es solo para clientes, sino que también será útil para la propia empresa. En ese sentido, gracias al uso del big data es posible, entre otras cosas, optimizar los suministros y controlar mejor la compra de productos, evitando gastos innecesarios.

--IoT. La internet de las cosas es una de las tecnologías que más está despuntando durante los últimos años. De hecho, según los datos de IOT Analytics, su crecimiento es tan notable que para 2025 el número mundial de dispositivos IoT aumentará un 9%, alcanzando las 27.000 millones de conexiones. Esta tecnología está totalmente relacionada con el big data y juntas logran ofrecer excelentes servicios a los usuarios. Así, a través de sensores es posible recoger información acerca del estado de estos para analizar y mejorar los servicios turísticos. Por ejemplo, existen sensores que pueden medir la ocupación de un restaurante o incluso algunos que activan o desactivan determinadas luces en una habitación de hotel siguiendo del movimiento de los huéspedes.

“Estas tres tecnologías llevan desarrollándose un tiempo, pero sin duda experimentarán una gran aceptación en el sector durante el 2023, debido a la necesidad de apostar por soluciones que mejoren el servicio y faciliten el trabajo a los empleados. La diferenciación es clave para la industria del turismo y, desde luego, apostar por la digitalización y el uso de tecnologías clave es esencial para garantizar el crecimiento de estos negocios, tan importantes en la economía española”, concluye David Carrión.