Aumenta el gasto para construir la futura nube de telecomunicaciones

  • Cloud

cloud

Las fuertes inversiones que están realizando las telcos para construir sus propias capacidades y ofertas de servicios cloud van a impulsar el mercado de infraestructura para la nube de telecomunicaciones. Según las últimas estimaciones, los ingresos aumentarán a una CAGR del 27% en los próximos cinco años, llegando a unos 29.300 millones de dólares para finales del año 2025.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Los operadores están embarcados en la construcción de su propia nube de telecomunicaciones, invirtiendo con fuerza en infraestructura cloud, especialmente en obtener funciones de red virtual (VNF), gestión y orquestación de red (MANO) y funciones nativas de la nube (CNF). Estas tecnologías se han convertido en los principales impulsores de los ingresos de la nube de telecomunicaciones, para los que los expertos esperan un rápido crecimiento en los próximos cinco años.

El pronóstico más reciente de ABI Research muestra que entre 2020 y 2025 los ingresos de la nube de telecomunicaciones crecerán a una CAGR del 27%, pasando de los 8.700 millones de dólares de este año a unos 29.300 millones para final del período. El principal mercado será Norteamérica, que para 2025 alcanzará un valor de unos 10.000 millones de dólares, seguido por Asia Pacífico, con unos 9.000 millones, y Europa, con unos 8.200 millones.

La llegada de los operadores de telecomunicaciones al mercado de la nube va introducir cambios en la cadena de valor y proporcionará nuevas posibilidades a los clientes empresariales a la hora de buscar implementaciones en la nube. En opinión Kangrui Ling, analista de investigación de redes centrales y periféricas 5G de ABI Research, “si bien este enfoque parece proporcionar algunos beneficios, como evitar el bloqueo de un solo proveedor, también requiere una coordinación sustancial de esfuerzos, no solo a través de MANO robusto, sino también entre las partes interesadas durante ciertas fases clave de la implementación de la nube de telecomunicaciones, como la fase de diseño y planificación”.

En su informe, destaca también que se está produciendo otra tendencia en las redes 5G Core y Edge, que es la división de las redes 5G, que se separarán de las generaciones anteriores a nivel de infraestructura y de servicios. Esto generará unos ingresos cada vez mayores, que podrían alcanzar 8.900 millones de dólares para 2026, creciendo a una CAGR del 76% desde 2020. Aunque, en opinión de Don Alusha, analista señor de ABI Research, “podría decirse que es una gota en el océano para los ingresos por servicios del proveedor de servicios de comunicación (CSP). Los CSP continúan poseyendo sólidos activos de red, a saber, baja latencia, acceso de última milla y capacidades de red central”.

Por ahora hay varios posibles caminos para los segmentos emergentes como el de las infraestructuras de nube en el borde y de nube basada en 5G, pero los expertos afirman que los proveedores tradicionales de la nube, como Microsoft o Amazon están analizando cuidadosamente las tendencias de evolución de la nube de telecomunicaciones y las cambiantes necesidades de los clientes empresariales para anticiparse a posibles cambios disruptivos que pudieran generar nuevas vías de negocio con potencial.