Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La crisis actual revela la fortaleza del mercado de telecomunicaciones

  • Negocios

generica tecnologia negocio

En medio de las dificultades económicas y operativas que ha experimentado la economía en casi todo el mundo, el mercado de servicios de telecomunicaciones ha podido demostrar una fortaleza superior a la media. Porque, a pesar de los problemas, ha logrado mitigar la caída a solo un 1,4% interanual en términos generales, mientras que otros mercados han caído con bastante fuerza.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

Las estimaciones de los analistas de IDC son que este año el gasto en servicios de telecomunicaciones y televisión de pago alcanzará los 1.550 millones de dólares, lo que supondrá un descenso del 1,4% interanual. Aunque no parezca precisamente un éxito, los analistas coinciden en que el mercado ha resistido lo que podría haber sido un tsunami económico devastador, y el año que viene comenzara a recuperarse. Aunque anticipan que los niveles de gasto anteriores a la crisis no se verán de nuevo hasta algún momento de 2022.

En general, las cifras de IDC se traducen en un concepto claro y optimista, que es que el sector de servicios de telecomunicaciones es uno de los más resistentes de la economía global. Esto se ha logrado gracias a que el confinamiento ha permitido mantener un nivel óptimo de gasto de los consumidores, mientras que muchas empresas han seguido invirtiendo en telecomunicaciones, contribuyendo en gran medida a través de contratos a largo plazo que han garantizado la estabilidad en el sector.

Aunque los expertos siguen pensando que de cara al resto del año los ingresos caerán a causa de la recesión económica, el cierre de empresas, el aumento del desempleo y la casi completa paralización de sectores como el turístico. Como consecuencia, los analistas de IDC han recortado sus previsiones para este año en medio punto porcentual, aunque no es un cambio tan drástico como el que enfrentan otros mercados tecnológicos. En principio, esto afectará a todos los mercados regionales, aunque en diferente medida, siendo el más sólido el mercado de América, mientras que los de EMEA y Asia Pacífico caerán algo más, debido al mayor número de clientes afectados por la crisis.

En opinión de Kresimir Alic, director de investigación del equipo de telecomunicaciones mundiales de IDC, “en el primer semestre de 2020 los operadores mantuvieron una sólida capacidad de recuperación en gran parte de sus operaciones. Sin embargo, a medida que los países de todo el mundo continúan luchando con nuevas oleadas de COVID-19, y los científicos aún están bastante lejos de una solución al problema, los operadores de telecomunicaciones ahora se centran en mejoras de eficiencia para mitigar los impactos negativos esperados durante el resto del año”.