Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El modelo multicloud impulsa la agilidad, la colaboración y la competencia en las telecomunicaciones

  • Infraestructura

Cloud hombre manos nube

Según los expertos, el cambio que se está produciendo en la industria de telecomunicaciones hacia una arquitectura de múltiples nubes tendrá efectos muy positivos en el sector. Esperan que las alianzas entre estas empresas y los proveedores de hiperescala sirvan para impulsar la industria hacia nuevos niveles de servicio, a medida que evolucionan para satisfacer las necesidades de las empresas.

Las empresas de telecomunicaciones están intentando tener un papel más importante en el ecosistema de múltiples nubes que se está gestando y, para ello, están estableciendo alianzas con los proveedores de la nube a hiperescala que les permiten seguir proporcionando los servicios que demandan sus clientes mientras construyen su nueva generación de infraestructuras de red. En opinión de los analistas de IDC en Asia Pacífico, la nube de telecomunicaciones se irá desarrollando paralelamente a la de los proveedores cloud, a los sistemas de soporte de operaciones o los proveedores de sistemas de soporte empresarial, entre otras industrias que construirán sus propias infraestructuras de la nube.

Como explica Yash Jethani, director de investigación de telecomunicaciones de IDC Asia / Pacífico, “a pesar de que las empresas de telecomunicaciones han tardado en asociarse con hiperescaladores de nube pública, se han anunciado varias asociaciones estratégicas en la región de Asia y el Pacífico. Las empresas de telecomunicaciones están interesadas en alinear su enfoque de transformación digital, centrado en socios externos (a través de la adopción de la nube pública), con sus iniciativas de transformación como SD-WAN”. Y afirma que “en el futuro, la adopción de la nube pública no solo defiende los ingresos por conectividad de las telecomunicaciones, sino que también convierte a las empresas de telecomunicaciones en un proveedor de servicios gestionados o un intermediario en la nube para empresas”.

Para los expertos de IDC, el entorno de telecomunicaciones multicloud es una palanca digital externa para que las empresas de telecomunicaciones puedan ofrecer a sus clientes empresariales las características de rendimiento que necesitan, como la menor latencia, el mayor ancho de banda y las menores fluctuaciones. Todo ello a través de una nube pública o de infraestructuras de nube internas, que permitirá una mayor escalabilidad, una salida más rápida al mercado y una mejor experiencia del cliente.

En la investigación publicada por IDC los analistas destacan varios aspectos que definirán la red multicloud de los proveedores de telecomunicaciones. El primero es que las empresas de telecomunicaciones tienen la oportunidad de proporcionar a sus clientes empresariales los principales KPIs que necesitan. Esto gracias a que podrán ofrecer una pila de infraestructura y aplicaciones habilitada para la nube, que proporcionará más escalabilidad y resistencia a los clientes.

Por otro lado, las Telcos tienen cuatro formas de adoptar múltiples nubes, que son la Infraestructura como Servicio, la orquestación cloud, los servicios de ciclo de vida de la nube y las soluciones de interconexión cloud. Explican que para lograr una implementación efectiva, los actuales recursos de infraestructura virtualizada de funciones de red (NFVi) deben transformarse en funciones de red basadas en la nube, administradas por un clúster de Kubernetes.

Esta transición general hacia arquitecturas de múltiples nubes significará que las telcos dependerán de sus propios centros de datos o de ofertas de IaaS. Y esto probablemente impulsará la construcción de centros de datos con una infraestructura de nube fluida, con capacidades de nube híbrida y de múltiples nubes. Y, ante la diversificación de las infraestructuras TI empresariales, esto supondrá el despliegue de una nueva generación de centros de datos perimetrales, lo que tendrá un efecto estimulante en los mercados de infraestructuras Edge computing.