El mercado de la nube creció un 33% en el tercer trimestre

  • Cloud

crecimiento-nube

Una de las consecuencias que está teniendo la pandemia es el crecimiento acelerado del mercado de servicios en la nube, una tendencia que se ha mantenido durante el tercer trimestre del año. Los últimos datos revelan que durante esos meses los ingresos de los proveedores de la nube se incrementaron hasta alcanzar los 36.500 millones de dólares.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Si hay un sector que ha salido beneficiado por la pandemia ha sido el de la nube, ya que las empresas y las personas han incrementado el uso de todo tipo de servicios cloud, ya sea para teletrabajar o para disfrutar de ocio digital. Como consecuencia, en lo que va de año los proveedores de la nube han incrementado de forma notable sus ingresos, superando las previsiones más optimistas que tenían antes de que se produjese esta crisis sanitaria global.

Según los últimos datos de Canalys, en el tercer trimestre de 2020 el mercado de la nube creció un 33% interanual, alcanzando unos 36.500 millones de dólares, superando en 2.000 millones de dólares las cifras del segundo trimestre, cuando el mercado comenzó a crecer a toda velocidad. Y esto también supone un incremento de 9.000 millones con respecto al mismo cuarto de 2019, lo que da una muestra de hasta qué punto está creciendo la nube.

En opinión de los expertos, eso no acaba aquí, sino que la segunda oleada está impulsando aún más el mercado, lo que continuará beneficiando a los proveedores de servicios cloud en lo que resta de año y también de cara a 2021. Actualmente, el líder indiscutible del mercado es Amazon Web Services, con una participación del 32% en el mercado mundial, que logró incrementar sus ingresos e 2.600 millones de dólares con respecto al año pasado.

El segundo lugar es para Microsoft, que logró aumentar sus cifras en un 48%, lo que le ha permitido capturar un 19% de todo el mercado mundial, cuando en el mismo trimestre del año pasado su cuota era del 17%. Y además ha reportado un importante aumento de los contratos a largo plazo, lo que le permitirá mantener cifras estables en el futuro. En tercera posición se mantiene Google, con un 7% de participación en el mercado mundial, que también está incrementando sus cifras.

A continuación, está el principal proveedor de la nube chino, Alibaba Cloud, que tiene un 7% de participación y está logrando expandirse por nuevos mercados, generando una competencia cada vez mayor para su predecesor inmediato, aunque su principal mercado es China, donde los proveedores extranjeros no tienen apenas representación. Pero en los próximos años se espera que logre expandirse rápidamente en Asia Pacífico, el principal mercado emergente del mundo, lo que podrá en dificultades a su competencia.

Para Mathew Ball, analista jefe de Canalys, “el aumento del consumo ha impulsado el gasto en servicios de infraestructura en la nube este año, aunque algunos acuerdos más grandes y complejos se retrasaron debido a la incertidumbre causada por la pandemia”. Opina que, “a medida que las organizaciones se ajustan a la nueva normalidad, estos proyectos a largo plazo se están acelerando de nuevo”.

En su informe afirma que “algunas organizaciones están adoptando un enfoque basado en los costos al reducir los gastos de capital en sus propios centros de datos y recortar los costos de administración de los contratos de subcontratación. Otros están adoptando un enfoque transformacional, desarrollando nuevas aplicaciones y modelos comerciales nativos de la nube. Pero todos tendrán que ser más comedidos y conscientes de los costos, lo que requiere un mayor control y visibilidad del gasto, al mismo tiempo que deciden no migrar cada carga de trabajo”.

Esto significa que la TI híbrida y las arquitecturas de múltiples nubes van a ser las tendencias dominantes en el mercado de infraestructura TI, a medida que las organizaciones logren articular mejor su transición hacia modelos de negocio digitales más basados en los datos. Y aquí entran en juego las tecnologías como 5G y la computación Edge, que servirán para dar vida a una nueva generación de aplicaciones de ultra baja latencia, como los vehículos autónomos, la robótica industrial o la realidad extendida.

Como explica Blake Murray, analista de investigación de Canalys, “la convergencia de la nube y 5G en el perímetro móvil formará la próxima ola de crecimiento para los principales proveedores de servicios en la nube. También representa un nuevo frente para el desarrollo de infraestructura y para la competencia entre AWS con Wavelength, Microsoft Azure con Edge Zones y Google Cloud con Mobile Edge Cloud. Los tres están colaborando con los operadores móviles para implementar sus pilas de nube en el borde de los centros de datos de los operadores. Estos son parte de iniciativas holísticas para aprovechar los servicios 5G entre los clientes comerciales, así como para transformar la infraestructura de TI de los operadores móviles”.