La industria sanitaria se apoya en la nube para la digitalización

  • Cloud

eSalud

El sector de la salud está dando pasos importantes en la digitalización y en los próximos años las empresas acelerarán el uso de servicios de computación en la nube. Esta tecnología está llamada a convertirse en uno de los pilares centrales del ecosistema digital de la salud, ayudando a mejorar la accesibilidad, la transparencia y la seguridad de los datos de los pacientes.

Recomendados: 

Nueve formas prácticas de optimizar tus costes IT Leer

Data cloud inteligente, clave para tu transformación digital Informe

Infome de pruebas:
VMware Work from home Documento

Los servicios en la nube se van a convertir en una tecnología vertebradora para la industria de la salud, ya que servirán para facilitar el acceso a la información sanitaria a todos los integrantes del sector. Además, serán la base de los nuevos dispositivos de monitorización remota y un sinfín de innovaciones que están surgiendo en el ámbito sanitario. En el último informe de tecnologías disruptivas en dispositivos médicos, elaborado por GlobalData, los expertos aseguran que la computación y el almacenamiento en la nube serán fundamentales para garantizar la seguridad de los datos de los pacientes.

Los investigadores dicen que el almacenamiento de datos en la nube fomentará la confianza y la transparencia entre los pacientes y los proveedores de atención sanitaria. Por ejemplo, permitirá a los médicos dar acceso en tiempo real a los pacientes que necesiten ver sus informes de laboratorio, registros de salud electrónicos y otra documentación relativa a su caso. Esto estimulará el empoderamiento de los pacientes y mejorará la calidad de su experiencia de cliente.

En opinión de Joselia Carlos, analista de dispositivos médicos de GlobalData, señala que la ciberseguridad se está convirtiendo en una de las mayores preocupaciones para la industria sanitaria. Y pone en valor el papel que jugará la computación en la nube en la protección de los datos de los pacientes, y en la mejora de la relación con los profesionales de la salud. Carlos dice que para mantener esta relación los proveedores deben asegurarse de contar con sistemas de autenticación adecuados, así como revisar constantemente las políticas de seguridad para garantizar el acceso solo a los usuarios autorizados.

Otras investigaciones de GlobalData muestran que el gasto en computación en la nube va a crecer con mucha fuerza en los próximos dos años, y que el 50% de los consumidores confía en que esta tecnología cumplirá sus promesas. En el ámbito de la salud se verá un gran progreso en la adopción de la nube en los próximos años, y otro de los motivos es que esta tecnología permite guardar los datos de los pacientes en un solo lugar. Esto rompería con la situación actual, en la que la información sanitaria se encuentra repartida en diferentes lugares, con sus propias políticas de acceso y retención de datos, y sus propias medidas de protección física y digital.

Gracias a la nube, estos se ubican en un único repositorio virtual sobre el que se pueden aplicar medias de seguridad unificadas y un control de accesos centralizado, que ofrecerá las mismas condiciones a todos los centros sanitarios. En su informe, Carlos destaca que los proveedores de servicios en la nube están preparando una batería de servicios específicos para la industria, como es el caso de Microsoft Cloud for Healthcare Cloud, que tendrán un papel fundamental en la digitalización del sector sanitario.