Robots para resolver los desafíos de la industria sanitaria

  • Transformación Digital

UVD_Robot

El sector de la atención sanitaria se enfrenta a grandes retos de cara al futuro, como el aumento de la población envejecida y la escasez de personal sanitario y de atención en los centros médicos. Para resolver estos desafíos está surgiendo una nueva generación de robots capaces de realizar multitud de tareas rutinarias, y otros con capacidades muy especializadas que ayudarán a los expertos en su trabajo.

Recomendados: 

El "Headless" CMS en la empresa Leer

La optimización de los
los costes IT Informe

Cómo diversificar canales de ventas digitales en empesas B2B  Leer

Tradicionalmente, la robótica se ha asociado a las actividades industriales, pero otros sectores están interesados en contar con ayudantes mecánicos para aliviar la carga de trabajo y apoyar a los profesionales en sus tareas diarias. Uno de ellos es la atención sanitaria, que se enfrenta a grandes retos de cara al futuro, como la escasez de mano de obra o el envejecimiento de la población, que generará mucho más trabajo en los hospitales y otros centros de atención sanitaria.

Las últimas investigaciones de GlobalData indican que la población de más de 65 años aumentará de un 9,6% en 2020 a un 11,8% en 2030, y esto ejercerá mucha presión sobre el sector sanitario, que en la mayoría de países se encuentra sobrepasado. Una vez que la pandemia ha pasado la industria del cuidado de la salud se enfrenta a nuevos retos por la sobrecarga de trabajo, la creciente demanda de camas en los hospitales y la escasez de personal cualificado en ciertas áreas. Y, para afrontarlos, recurrirán a nuevas tecnologías para el cuidado de la salud.

Los expertos de GlobalData apuntan a que en lo que resta de década la industria incrementará su inversión en nuevas soluciones robóticas para aliviar esta tensión y mejorar la prestación de servicios, entre ellos robots de cuidado, robots quirúrgicos, exoesqueletos y microrobots. Por su parte, la industria de robótica está trabajando en el desarrollo de multitud de líneas de negocio enfocadas al ámbito de la salud, y se esperan grandes avances en los próximos años, que generarán gran interés en el sector sanitario.

Auge de los robots dedicados a la atención de pacientes

En su informeTech in 2030 - Thematic Intelligence”, los investigadores de GlobalData pronostican que, para el año 2030, los robots de atención aumentarán su participación dentro del segmento de robótica médica del actual 1% al 28%. Jemima Walker, analista temática de GlobalData, explica que, tradicionalmente, los robots quirúrgicos han acaparado la atención dentro de la robótica sanitaria, pero se espera un gran impulso en el segmento de robots de atención. Opina que estos “no solo reducirán drásticamente el costo de cuidar a los pacientes de edad avanzada y brindarán apoyo emocional, sino que también aliviarán a las enfermeras de las tareas repetitivas. Este tiempo extra será vital para manejar grandes volúmenes de pacientes”.

En este ámbito están surgiendo multitud de tecnologías conectadas para la monitorización continua de pacientes, como dispositivos IoT que operan dentro de los hospitales, o que las personas pueden llevar consigo para llevar un control preciso de su evolución tras ser dados de alta. Pero en los próximos años surgirán robots capaces de realizar trabajos como cambiar las camas, mover a los pacientes dentro de los centros sanitarios o llevar a cabo la limpieza de habitaciones y quirófanos, entre otros usos innovadores.

Más robótica quirúrgica y exoesqueletos

Durante años los robots quirúrgicos han ayudado a los cirujanos a realizar intervenciones complejas e, incluso, a distancia, trasladando la capacidad de los mejores especialistas a lugares alejados geográficamente. Esta tecnología ha avanzado mucho y los investigadores de GlobalData creen que su mercado seguirá creciendo a lo largo de esta década, pudiendo alcanzar un valor de 14.500 millones de dólares para el año 2030. Opinan que este tipo de robots ayudarán a satisfacer la demanda creciente de las intervenciones quirúrgicas menos invasivas, como las cardiovasculares.

Por otro lado, están convencidos de que los exoesqueletos tendrán un papel muy importante en la atención sanitaria, especialmente en la rehabilitación de pacientes después de someterse a cirugía o a las víctimas de accidentes cerebrovasculares. Anticipan que los ingresos del mercado de exoesqueletos de uso médico aumentarán hasta 10.100 millones de dólares para finales de esta década.

En opinión de Walker, para entonces “los proveedores de atención médica deberán invertir en robótica, no solo para compensar la mayor demanda de atención, sino también para llenar los vacíos en la fuerza laboral. Los robots quirúrgicos brindarán soporte quirúrgico mínimamente invasivo, liberando a los cirujanos para procedimientos más complejos. Este enfoque también reducirá los tiempos de recuperación y, por lo tanto, la duración de la estancia en el hospital”.

Microrobots para el tratamiento del sistema nervioso

Por último, el informe de GlobalData apunta a que la tecnología de microrobots va a experimentar grandes avances en los próximos años, ampliando la cantidad y tipos de procedimientos que podrán llevar a cabo. Por ejemplo, la administración de medicamentos de forma localizada, la microcirugía o el diagnóstico preciso de dolencias. Walker dice que se trata de uno de los avances más importantes dentro de la robótica médica, ya que en el futuro estas micromáquinas serán capaces de realizar operaciones a escala celular de una forma mínimamente invasiva. Y espera que para 2030 pueda revolucionar completamente el tratamiento de enfermedades del sistema nervioso central, uno de los campos más complejos dentro de la medicina.