El gasto de los usuarios finales en la nube pública aumentará de nuevo en 2023

  • Cloud

cloud nube empresa

Los clientes de servicios en la nube pública siguen creciendo y también el nivel de consumo por usuario, una tendencia que el año que viene no sufrirá grandes cambios a pesar de la crisis económica. En Gartner pronostican que en 2023 el gasto de los usuarios finales podría aumentar más que en 2022, arrojando unos ingresos cercanos a los 600.000 millones de dólares.

Recomendados: 

Metología para adoptar SAP/4 HANA de forma rápida y económica. Documento

Descubre cómo optimizar tus gastos IT. Video

Transformación digital mediante `Data Cloud' Inteligente.  Informe

El ultimo informe de Gartner sobre el mercado de la nube pública revela que este año el gasto de los usuarios finales podría aumentar un 18,8% hasta 490.300 millones de dólares. Este aumento está motivado por los esfuerzos de las organizaciones para aumentar la seguridad y potenciar la innovación a través de las tecnologías cloud, una tendencia que continuará el próximo año,  con más fuerza, si cabe.

Sus previsiones para 2023 son que el gasto final podría aumentar otro 20,7%, acercándose a los 600.000 millones de dólares, a pesar de la incertidumbre económica y la inminente recesión. En su informe, Sid Nag, vicepresidente analista de Gartner, comenta que “las presiones inflacionarias y las condiciones macroeconómicas actuales están teniendo un efecto de tira y afloja en el gasto en la nube”. Y dice que “la computación en la nube seguirá siendo un bastión de la seguridad y la innovación, apoyando el crecimiento en tiempos de incertidumbre debido a su naturaleza ágil, elástica y escalable”.

Aunque aclara que las organizaciones solo invertirán en la medida de sus posibilidades, y cabe la posibilidad de que reduzcan el gasto si la economía y la estrategia empresarial obligan a recortar el presupuesto en TI. Pero la nube seguirá siendo la principal prioridad y la categoría a la que asignara más presupuesto. El año que viene, IaaS será de nuevo la categoría en la que más crecerá el gasto de los usuarios finales (29,%), aunque los expertos esperan que todos los segmentos crezcan en 2023. 

Como explica Nag, la migración a la nube no tiene vuelta atrás, y los servicios IaaS seguirán incrementando los ingresos a medida que las empresas profundicen en la modernización de su TI y en la transformación digital para reducir el riesgo y los costos. Explica que “mover las operaciones a la nube también reduce los gastos de capital al extender los desembolsos de efectivo durante un período de suscripción, un beneficio clave en un entorno donde el efectivo puede ser fundamental para mantener las operaciones”.

Por otra parte, las categorías de PaaS y SaaS notarán más el impacto de la inflación por los desafíos de personal y por la creciente necesidad de protección en las empresas. Pero Gartner cree que los ingresos en estos segmentos de la nube pública seguirán creciendo de forma continua en 2023, con previsiones de crecer un 23,2% (PaaS) y un 16,8% (SaaS).

En palabras de Nag, el desarrollo de aplicaciones modernas SaaS requiere personal con salarios más elevados y las organizaciones se enfrentarán a problemas porque necesitarán reducir la contratación de expertos para controlar el gasto. Aunque dice que “dado que PaaS puede facilitar una generación de código más eficiente y automatizada para aplicaciones SaaS, la tasa de consumo de PaaS aumentará en consecuencia”.

En cualquier caso, el gasto en la nube seguirá aumentando en el futuro, ya que una vez que se mueven las cargas de trabajo a entornos cloud, por lo general no hay vuelta atrás. Nag dice que los modelos de suscripción garantizan a los proveedores que el gasto continuará durante el plazo del contratos, y más allá.