Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Irlanda detiene la transferencia de datos europeos de Facebook a Estados Unidos

  • Gestión del dato

proteccion datos

La falta de garantías sobre la protección de datos ha llevado a las autoridades irlandesas a ordenar a Facebook que cese la transmisión de datos a Estados Unidos, y a cualquier localización donde este país pueda acceder a ellos. Este es el resultado del fallo emitido por los tribunales de la UE en julio, que tiene como objeto evitar que EEUU pueda monitorizar información de ciudadanos europeos.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

La protección de datos es un tema candente y también la falta de ella en plataformas como Facebook, que recopila información de los miles de millones de usuarios de su red social, entre los que hay empresas, organizaciones gubernamentales y otras entidades públicas y privadas. Los casos de uso fraudulento de datos provenientes de esta red han sido muy sonados y han llevado a las autoridades europeas a elevar la presión para controlar y garantizar la privacidad de la información que se mueve a través de Facebook.

El pasado mes de julio los tribunales europeos dictaminaron que se debía impedir el envío de datos de los usuarios europeos de Facebook y otras plataformas similares a los Estados Unidos, para impedir que su gobierno y sus empresas accedan a ellos, en contra de las regulaciones europeas de protección de datos. Como consecuencia, ahora, la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) ha emitido una orden preliminar a Facebook para que bloquee el envío de cualquier transferencia de datos personales de usuarios europeos a EEUU.

Como explican en su anuncio, la red social tiene hasta finales de septiembre para cumplir este mandato, que será revisado posteriormente, a medida que se analicen las condiciones y garantías de protección de datos que ofrece Facebook. Esto sigue los preceptos del fallo anteriormente mencionado, que se ha denominado Schrems II, cuyo objetivo no es especialmente Estados Unidos, sino cualquier región donde no se garanticen las condiciones establecidas en la normativa europea.

En caso de contravenir esta orden, Facebook (concretamente Facebook Ireland) se enfrentaría a una multa por parte del DPC de hasta el 4% de los ingresos anuales de la compañía, lo que puede ser un estímulo importante para que cambie de rumbo. Y sienta las bases para que las autoridades de la UE apliquen estos principios al resto de grandes empresas tecnológicas que trabajan con datos de los usuarios europeos, como es el caso de Google, Amazon, Apple y muchas otras.

En una reciente publicación en su blog, el vicepresidente de comunicaciones y asuntos globales de Facebook, Nick Clegg, comenta que “la Comisión de Protección de Datos de Irlanda ha iniciado una investigación sobre las transferencias de datos UE-EE. UU. Controladas por Facebook, y ha sugerido que los SCC no pueden utilizarse en la práctica para transferencias de datos UE-EEUU”. Y alerta de que “si bien este enfoque está sujeto a un proceso adicional, si se sigue, podría tener un efecto de gran alcance en las empresas que dependen de los SCC y de los servicios en línea de los que dependen muchas personas y empresas”.