Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crece la implementación de infraestructura para redes móviles en zonas rurales

  • Infraestructura

Internet Redes

Las comunicaciones móviles en zonas rurales son muy deficientes en muchas regiones, por lo que los consumidores y las empresas demandan a las compañías que mejoren su infraestructura para tener acceso a servicios de calidad. Y, finalmente, los operadores están respondiendo a estas demandas, incrementando la inversión en infraestructura de comunicaciones de nueva generación, que este año podría superar los 20.000 millones de dólares en todo el mundo.

La digitalización de la sociedad y los negocios no se circunscribe a las grandes ciudades, ni a los países más desarrollados, sino que en el contexto de economía global los ciudadanos y las organizaciones de gran parte del mundo demandan acceso a las nuevas tecnologías y una conectividad móvil de calidad, que permita hacer realidad tendencias como el trabajo y el acceso a servicios digitales de la empresa en movilidad. Pero la realidad es que las redes móviles en las zonas rurales de la mayoría de países están desfasadas, y no cuentan con el suficiente ancho de banda como para satisfacer al creciente necesidad de acceso a Internet.

Pero, según informan los expertos de la firma de investigación ABI Research, los operadores móviles por fin han escuchado las demandas de los clientes y han decidido mejorar las infraestructuras de redes móviles en las regiones alejadas de los nodos principales. Esto estimulará el mercado de infraestructura de banda ancha para zonas rurales en mercados desarrollados y emergentes, que durante este año registrarán unos ingresos de 20.200 millones de dólares, un 1,8% más que en 2018.

Durante este año comenzará el cambio de tendencia en este mercado, algo que no solo está afectando a los operadores móviles, sino también a los proveedores de infraestructura para redes móviles. El enfoque está cambiando, pasando del típico modelo de implementación de grandes nodos a una red en la que estas se complementan con pequeñas células de bajo coste, que permiten dar cobertura a zonas más pequeñas y que se pueden unir para construir una red más amplia.

Según los analistas de ABI Research, el mercado de este tipo de tecnologías irá creciendo a una tasa interanual compuesta del 10,9% hasta 2024, cuando se espera que alcance unos ingresos de 2.200 millones de dólares. Según dijo Ling Kangrui, analista de investigación de ABI Research, “Los nuevos procesos de ingeniería y fabricación no solo han abaratado las soluciones de sitios celulares rurales, sino que también son más versátiles”. Y señaló a varias firmas innovadoras, como Nokia y Huawei, entre otras, que están lanzando productos específicos para las redes celulares de zonas rurales.

En este sentido, Jake Saunders, vicepresidente de ABI Research, señaló que “Varios operadores de redes móviles están tomando medidas proactivas para priorizar las necesidades de cobertura de sus usuarios finales rurales”, y entre ellos destacó a Telefónica, con sus grandes proyectos en Latinoamérica o Vodafone, con el despliegue que quiere hacer en Egipto, aunque existen otros ejemplos importantes. Y añadió que “También hay iniciativas novedosas para combinar pequeñas celdas de energía solar con baterías de litio fuera de la red para proporcionar comunicaciones y energía a las comunidades locales”.