Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nacen las redes de transmisión de datos basadas en la luz

  • Infraestructura

Bombilla

La Unión Europea acaba de lanzar un proyecto para llevar al ámbito comercial una nueva tecnología de transmisión de datos a través de la luz. Esta iniciativa, denominada ELIoT, se basa en una tecnología que ya existía, pero que no había sido desarrollada como para tener oportunidades en el mercado, pero la UE quiere continuar su desarrollo con el fin de desarrollar aplicaciones para este tipo de comunicaciones.

Un consorcio de organizaciones europeas acaba de anunciar el proyecto ELIoT (Enhance Lighting for the Internet of Things), que pretende explotar las aplicaciones comerciales de una tecnología de transmisión de datos a través del espectro de luz vivible. Esta iniciativa quiere aprovechar la tecnología conocida como Li-Fi, que permite usar luces led para la transmisión de datos a corta distancia, en vez de usar las ondas de radio. Esta innovación fue propuesta hace tiempo por el profesor Harald Haas, de la Universidad de Edimburgo, y consiste en efectuar parpadeos de luz más ráidos de lo que el ojo humano es capaz de captar, que pueden ser captados por un receptor cercano para interpretar el mensaje.

Las ventajas de este sistema es que no se ve afectado por las interferencias electromagnéticas, y que no contribuye a saturar los canales empleados actualmente para las comunicaciones inalámbricas convencionales. Esto cobra importancia a la luz del creciente uso de dispositivos para acceder a las redes de datos y a Internet, algo que está causando problemas en las infraestructuras de red actuales.

A medida que los hogares y las oficinas aumentan el número de dispositivos conectados a la red, el rendimiento de las mismas se ve reducido de forma drástica, limitando la capacidad de transmisión y afectando a ciertos sistemas que no deberían perder capacidades de conectividad. Con esta tecnología se podrían configurar conecxiones independientes, capaces de transmitir datos a alta velocidad, sin verse afectadas por el número de dispositivos conectados a la red general.

Sus impulsores, además, afirman que serían más seguras, debido a que los cibercriminales se centran en las redes convencionales, y que en general no cuentan con la tecnología necesaria para intervenir las redes de impulsos lumínicos. Aunque esta es una afirmación muy prematura, ya que si se cumplen los objetivos de este consorcio, esta tecnología se popularizaría, captando la atención de los delincuentes cibernéticos.
En cualquier caso, según dijo Jean-Paul Linnartz, cofundador de ELIoT, “Li-Fi puede ofrecer comunicación de alta velocidad, sin interferencias y con alta confiabilidad. El espectro disponible se puede reutilizar por completo en todas las habitaciones. La infraestructura de iluminación está en una excelente posición para proporcionar conectividad inalámbrica para el número cada vez mayor de dispositivos inalámbricos”. 

El objetivo del proyecto ELIoT es estudiar a fondo las causas que impidieron la proliferación de la tecnología Li-Fi, para desarrollar estrategias que puedan llevarla al mercado, especialmente al de dispositivos IoT, que es un mercado en el que esta tecnología podría encontrar un importante mercado. La búsqueda de casos de uso apropiados para la transmisión de datos a través de la luz es su principal cometido, pero los impulsores de esta iniciativa también quieren continuar su desarrollo para mejorar sus prestaciones, de cara a las recientes necesidades de comunicación de los dispositivos conectados.

Este proyecto se enmarca dentro de la iniciativa Horizonte 2020 y contará con parte de la financiación de 77.000 millones de euros que la UE ha destinado a las inciativas contempladas dentro de este marco. Por ahora, ELIoT cuenta con el apoyo de 11 empresas y organizaciones académicas, entre ellas algunas de las universidades y empresas tecnológicas más importantes de la Unión Europea, como la Universidad de Oxford, el Instituto Fraunhofer, Nokia o Deustche Telekom.

En palabras de Volker Jungnickel, representante del Instituto Fraunhofer, “ELIoT forma una cadena de valor cerrada con socios que representan los componentes, conjuntos de chips, sistemas y sistemas de aplicaciones e institutos de investigación, trabajando juntos en la comercialización de LiFi para el futuro IoT”.