Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto mundial en robots retrocederá en 2018, pero volverá a subir el año que viene

  • Infraestructura

IA - industria manufacturera

Los datos oficiales muestran que durante el año pasado el mercado mundial de robots alcanzó un valor de 16.500 millones de dólares, con envíos de 422.000 unidades a todo el mundo. Y, aunque se espera que este año no se alcancen estas cifras, los expertos opinan que aumentarán de nuevo entre los años 2020 y 2022, incrementándose un 12% en este período.

Según las cifras publicadas por la Federación Internacional de Robótica (IFR), el gasto en robots está creciendo con fuerza, y continuará haciéndolo en los próximos años, aunque no en 2019. En nivel de referencia es el récord alcanzado en 2018, de unos envíos de 422.000 unidades por un valor de 16.500 millones de dólares. Esto supuso un incremento anual del 6%, que dio esperanzas a la industria. Pero los expertos afirman que este año no se logrará llegar a este nivel, y que habrá que esperar a 2020 para que se recupere el crecimiento del mercado de robots.

Los expertos de la IFR creen que entre 2020 y 2022 este mercado crecerá un 12%, marcando un nuevo período de crecimiento que podría llegar a prolongarse. En esta investigación hay algunos datos muy interesantes, como que los proveedores chinos están incrementando su cuota de mercado dentro de su país. Y también que las instalaciones de robots han aumentado un 22% en Estados Unidos y un 14% en Europa durante el año pasado.

En palabras de Junji Tsuda, presidente de la IFR, “Vimos un desempeño dinámico en 2018 con un nuevo récord de ventas, incluso cuando los principales clientes de robots, la industria automotriz y electrónica, tuvieron un año difícil. El conflicto comercial entre Estados Unidos y China impone incertidumbre a la economía global: los clientes tienden a posponer las inversiones”.

Pero destacó con entusiasmo que se el año pasado se superó por primera vez la marca de 400.000 instalaciones de robots al año, y dijo que “La perspectiva a más largo plazo del IFR muestra que la tendencia actual de automatización y las mejoras técnicas continuas darán lugar a un crecimiento de dos dígitos, con una estimación de aproximadamente 584,000 unidades en 2022”.

Según sus cifras, Asia es el mercado más importante para el mercado de la robótica industrial, con tres países fundamentales que son China, Corea del Sur y Japón. Mientras que el mercado total de Asia creció un 1%, las ventas bajaron en China y Corea, y solo subieron en Japón. Mientras tanto, el Europa crecieron un 14%, alcanzando un nuevo récord por sexto año consecutivo.

La IFR destaca que el 74

% del total del mercado de robótica industrial está concentrado en las cinco principales ubicaciones, que son China, Japón, República de Corea, Estados Unidos y Alemania, principal exponente de la robótica en toda Europa. China es donde se encuentra el 36% de todas las instalaciones de robots industriales, donde se in instalaron unas 154,000 unidades solo en 2018, superando el total de Europa y Estados Unidos en conjunto. Y su valor alcanzó unos 5.400 millones de dólares, un 21% más que en 2017.

En Japón las ventas aumentaron otro 21% el año pasado, llegando a unas 55.000 unidades, el nivel más alto de la historia, que continúa con la tendencia de crecimiento interanual del 17% mostrada desde 2013. Destaca que es el principal país fabricante de robots industriales, entregando el 52% del suministro global el año pasado. En Estados Unidos las instalaciones robotizadas aumentaron las 40.300, un 22% más que en 2017, lo que le ha permitido situarse en la tercera posición que anteriormente ocupaba Corea del Sur.

Este país, que actualmente está en cuarto lugar, ha visto una disminución de del 5% interanual en 2018 en este mercado, con unas ventas de 38.000 unidades, pero destaca que desde 2013 el volumen de instalaciones robotizadas ha aumentado un 12% anual de media. En cuanto a Alemania, la cantidad de robots vendidos en 2018 creció un 26% hasta casi 27.000 unidades, un récord histórico. Gracias a ello encabeza el mercado europeo, teniendo por detrás a Italia y Francia.

En cuanto a los clientes, el principal es la industria automotriz, con una participación del 30% durante 2018. 2017 fue un gran año, con un incremento del 21% el número de instalaciones robotizadas, gracias a la tendencia de la industria hacia la automatización, aunque en 2018 solo aumentó un 2%. El segundo lugar es la industria eléctrica/electrónica, que en 2017 estuvo a punto de reemplazar a la automotriz. Pero el año pasado descendió drásticamente la demanda de dispositivos y componentes electrónicos, lo que ha afectado sensiblemente a su posición relativa en el mercado de robots. Concretamente, la instalación de robots en esta industria bajó un 14% desde 2017, y el 79% del total se instaló en China (43%), Corea del Sur (19%) y japón (17%).

El tercer principal cliente del mercado de robótica industrial es la industria del metal y la maquinaria, que en 2018 representó el 10% del total del mercado. Las instalaciones en este sector han crecido hasta 43.500 en 2018, con importantes núcleos de negocio en los países nórdicos. El último dato a tener en cuenta del informe de la IFR es que es la primera vez que se incluyen los robots colaborativos dentro de este estudio anual. Por ahora, afirman que el volumen de instalaciones es muy bajo, con una participación de solo el 3,24% en el mercado total (menos de 14.000 de los más de 422.000 robots instalados). Pero el incremento anual en las instalaciones es de un 23% con respecto a 2017, y se espera que esta tendencia continúe en los próximos años.