Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

5G traerá una revolución al mundo de Internet of Things

  • Infraestructura

5G_IoT_Smart city

Con la llegada de la nueva generación de comunicaciones móviles el universo de los dispositivos conectados va a experimentar grandes cambios que transformarán la forma de utilizar la tecnología. Porque, como explican los expertos, las ventajas que aportará 5G frente a otras tecnologías de conectividad van más allá de la mera velocidad, ya que esta tecnología ha sido creada para numerosos casos de uso, como los que forman parte de lo que se conoce como IoT Masivo.

En una reciente investigación, la organización sin ánimo de lucro 5G Americas ha analizado cómo va a impactar la llegada de 5G en el ecosistema de dispositivos conectados, y hasta dónde va a llegar su influencia transformadora en las nuevas generaciones de dispositivos basados en Internet of Things. Entre los tres principales casos de uso en los que han enfocado su estudio se encuentra el concepto Internet de las Cosas Masiva, o MIoT (Massive Internet of Things, por sus siglas en inglés), recientemente creado por la industria de telecomunicaciones.

Este se refiere a la posibilidad de tener grandes cantidades de dispositivos conectados en un área relativamente pequeña. En este escenario, serán fundamentales las redes de comunicaciones móviles de nueva generación, como las últimas evoluciones de LTE, pero sobre todo 5G, ya que permite una densidad de conexiones más elevada en cada nodo. Esto será determinante para que puedan convivir los numerosos casos de uso de IoT que están surgiendo, y que convergen desde los entornos de consumo y profesionales hacia las mismas redes de telecomunicaciones.

Los hallazgos y la visión de 5G Americas sobre la irrupción de 5G en el ecosistema actual y futuro de dispositivos IoT han quedado reflejados en una infografía, donde muestran la transformación que se producirá en la forma en que los objetos se conectan a las redes de datos, interactuando entre sí más allá de la intervención humana en el proceso de intercambio de información.

En el ámbito de MIoT, los expertos destacan cómo este concepto abordará las nuevas necesidades de las redes de Áreal Ampliada de Baja Potencia (LPWA), donde se integran dispositivos de bajo coste y baterías de larga duración con coberturas más amplias. Este tipo de despliegues de red permitirá integrar todo tipo de dispositivos IoT en áreas relativamente pequeñas, que pueden ser desde cámaras de vigilancia a sensores de todo tipo, alarmas, wearables e infinidad de categorías de aparatos con conexión directa a la red.

Este tipo de escenarios serán los que se desarrollarán, por ejemplo, en las ciudades inteligentes. Pero también en zonas rurales, donde la conectividad a internet de banda ancha pueda estar más basada en 5G que en las redes de cable tradicionales. Y donde se irán viendo cada vez más despliegues tecnológicos IoT vinculados a la agricultura y la ganadería, o al sector industrial.