Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La realidad mixta encuentra nuevas aplicaciones médicas

  • Infraestructura

realidad aumentada_industria

Cada vez hay más ejemplos de cómo se pueden aplicar las tecnologías de realidad mixta para mejorar procesos en diferentes industrias, como la de sanidad. Un ejemplo de ello se encuentra en el Centro Médico de Defensa Nacional de Taiwán, que se ha aliado con un conocido fabricante de gafas AR/VR para mejorar la investigación médica a través de un laboratorio de anatomía basado en MR.

A medida que la industria ha ido mejorando las tecnologías de realidad virtual y aumentada estas han ido convergiendo en lo que se conoce como Realidad Mixta (MR), que combina ambos sistemas para ampliar las capacidades de visión real aumentada con realidad virtual. Este gran avance está comenzando a mostrar aplicaciones en diferentes ámbitos profesionales, entre los que se cuenta la investigación científica y médica.

Tras unos años en los que estas tecnologías eran accesibles solo para unos pocos, la industria ha logrado evolucionar sus tecnologías para fabricar modelos de gafas y visores más avanzados y asequibles, lo que está generando más interés en empresas e instituciones públicas. Un ejemplo de ello es el nuevo proyecto del Centro Médico de Defensa Nacional (NDMC) de Taiwán, que se ha aliado con un importante fabricante de esta tecnología para la creación de un laboratorio de anatomía basado en MR, un proyecto que comenzó en 2017 con la realidad virtual y que actualmente está escalando a nuevos niveles con la realidad mixta.

El fabricante es HTC, que a través de su unidad de investigación de la salud (HTC DeepQ), proveerá de sistemas y tecnologías a este centro médico para avanzar en lo que se conoce como medicina P4 (personalizada, predictiva, preventiva y participativa). Este nuevo paradigma pretende romper con la forma tradicional de enfocar la atención médica, esencialmente reactiva.

En este laboratorio se pretende aplicar la realidad mixta a la enseñanza, basándose en esta nueva forma de entender la sanidad. Por ejemplo, empleando las gafas MR para aprender sobre anatomía en escenarios virtuales, a la vez que interactuar en escenarios reales, con personas reales, pudiendo ver en 3D las diferentes partes del cuerpo de los sujetos. Este laboratorio empleará un sistema que integra más de 500 conjuntos de imágenes de animación fisiológica y más de 15 tipos diferentes de diagramas de anatomía microscópica, que proporcionarán una información visual de gran valor a nivel educativo.