Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La computación en la nube como habilitador de la robótica móvil

  • Infraestructura

nube cloud

En los últimos tiempos la industria de robótica ha logrado grandes avances en el campo de la movilidad y están surgiendo nuevas categorías de robots capaces de moverse de forma autónoma. Para lograr esto los proveedores se están apoyando en la computación en la nube, que les permite recopilar y procesar la información generada y captada por los robots y desarrollar algoritmos para mejorar su funcionamiento.

Recomendados: 

El impacto económico de cloud networking Leer 

Tendencias y oportunidades de la nube Webinar ondemand

La computación en la nube sigue expandiéndose por nuevos ámbitos, y uno de ellos es el de la robótica, especialmente la robótica móvil, donde los servicios de cloud computing tienen mucho que ofrecer de cara al futuro. Según los expertos, esta tecnología tiene un gran valor para la industria de la robótica, tanto en la implementación (desarrollo, configuración e instalación) como en la operación (mantenimiento, análisis y control). 

Así lo afirman los analistas de ABI Research, que en su último informe destacan cómo la robótica móvil está ganando tracción en muchas verticales, y las empresas demandan soluciones que les permitan contar con capacidades informáticas para recopilar datos, procesarlos y poder entrenar los algoritmos que gobiernan a los robots y que les permiten ciertas capacidades inteligentes. Esto está impulsando un nuevo segmento de la computación cloud que para el año 2030 podría alcanzar un valor de 157.800 millones de dólares.

Según dice Rian Whitton, analista senior de ABI Research, “desde 1961, la mayoría de los robots comerciales han sido cableados o atados a infraestructura externa para el movimiento. La próxima generación de implementaciones de robots será cada vez más móvil, vinculada a la conectividad celular y WiFi, consumirá grandes cantidades de datos para operar de forma autónoma y necesitará una administración efectiva, a través de mediciones en tiempo real para el rendimiento, el estado y la operabilidad”.

Esto ha llevado a los principales proveedores de la nube a poner sus miras en este mercado emergente, y ya se están produciendo sinergias y acuerdos de colaboración entre algunas empresas dedicadas a la robótica móvil y proveedores de la nube como AWS, Microsoft Azure y Google Cloud. Además, como explica Whitton, la industria robótica está avanzando hacia una mayor diversidad y hacia tecnologías móviles conectadas, que inevitablemente se integrarán en redes más amplias de tipo IoT, y esto pasa casi necesariamente por el uso de la nube.

Pero el principal impulsor de la computación en la nube como apoyo base para la robótica móvil es que estas máquinas son cada vez más sofisticadas y cuentan con capacidad es de inteligencia artificial y aprendizaje automático, lo que les permite moverse e interactuar con todo tipo de entornos, y funcionar de forma autónoma tomando decisiones operativas cada vez más complejas. Aunque, según dice Whitton, “sugerir que solo la nube puede proporcionar la potencia informática para operar estas máquinas es ingenuo, especialmente durante la paulatina transición a 5G”.

Por ello, recomienda a los proveedores de TI “concebir sistemas de nube de borde adaptables que se centren en la calidad por encima de la cantidad, cuando se trata de operación robótica, procesamiento de datos y análisis”. Por el momento, las cifras de ABI Research muestran que los ingresos de la nube vinculados a la robótica como servicio y al software como servicio para operaciones de robótica combinadas podría crecer desde los 3.300 millones de dólares de 2019 hasta unos 157.800 millones para 2030. Y esto supondría un 30% del valor total de la industria robótica, generando nuevas oportunidades de negocio que se abre para los proveedores de servicios y todas las empresas vinculadas a la industria de robótica y servicios asociados.

Para los expertos, este ecosistema de robótica estará dominado por tres subcategorías de empresas, que serán los desarrolladores de robots, que se convertirán en proveedores de soluciones, los proveedores de IoT de terceros y los proveedores de plataformas en la nube para la robótica basadas en la oferta de los grandes proveedores cloud. En palabras de Whitton, actualmente el mercado está en un estado incipiente, pero de cara a la próxima década se espera una consolidación de los proveedores de soluciones robóticas y una expansión de la influencia de los proveedores tradicionales de la nube. Y opina que, “la computación en la nube representa la innovación horizontal más importante para la industria de la robótica, hasta la fecha, y permitirá aún más las innovaciones verticales como la inteligencia basada en enjambres, la movilidad autónoma y la manipulación avanzada para implementarse a escala”.