Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Durante la pandemia se han incrementado drásticamente las interrupciones de internet

  • Infraestructura

Internet Redes

Esta es una de las conclusiones de una reciente investigación, en la que los expertos revelan que el aumento de consumo de servicios digitales ha causado graves problemas en las redes públicas. Sus estimaciones son que, solo en marzo, los cortes de internet y otros fallos graves de red aumentaron en un 63% con respecto a las cifras de enero, lo que revela la debilidad de las infraestructuras ante fuertes picos de tráfico.

En casi todas las regiones del globo se ha experimentado un importante aumento del tráfico de internet durante los meses más graves del confinamiento, superando los récords históricos por el mayor consumo de servicios digitales para el trabajo, el ocio y las comunicaciones personales. Esto ha sometido a mucha presión a los proveedores de Internet y de servicios en la nube y, aunque se apresuraron a afirmar que sus infraestructuras estaban preparadas, la realidad es bien distinta.

Según una investigación realizada por la firma ThousandEyes, solo en el mes de marzo los cortes de Internet y otras fallas de las redes públicas han aumentado un 63% con respecto ala cifras de enero, justo antes de que estallase la crisis. Para realizan este trabajo los expertos han analizado la disponibilidad y el rendimiento de las redes relacionadas con Internet, incluyendo los proveedores de servicios de internet (ISP), proveedores de la nube pública (CSP) y los proveedores de DNS.

Como explica Angelique Medina, directora de marketing de productos de esta compañía y responsable de este informe, a pesar de sus afirmaciones de que sus infraestructuras podían soportar el aumento del tráfico, nada podía preparar a los ISP para hacer frente a semejante incremento de la demanda de conectividad. En sus palabras, “Internet es inherentemente impredecible, y los cortes son inevitables incluso en condiciones normales”.

Aunque añade que, ante el repentino cambio que se dio en muchos países durante el mes de marzo hacia el trabajo, la educación y el entretenimiento remotos, “vimos un aumento en las interrupciones a niveles sin precedentes, especialmente entre los proveedores de servicios de Internet, que parecen haber sido más vulnerables a las interrupciones que la nube proveedores”.

Este informe revela que los principales problemas se produjeron en Asia Pacífico, donde los ISP experimentaron un aumento del 99% en las interrupciones, seguido por América del norte, con un 65%. Pero los expertos señalan que en estas regiones se logró volver a la normalidad en junio, mientras que en EMEA las interrupciones han seguido aumentando mes a mes, y en junio se ha llegado a un incremento del 45% con respecto al mes de enero.

Otra de las conclusiones del estudio es que los ISP han sido las compañías más afectadas, mientras que los CSP han sido los más sólidos en cuanto a la resistencia a las interrupciones. El índice es de unas 10 veces más en el caso de los ISP, que han experimentado más de 4.500 fallos de red, mientras que los CSP solo unos 400. Y más del 80% de todas las interrupciones se produjo dentro de las redes de los ISP, mientras que menos del 10% ocurrieron en las infraestructuras de los proveedores cloud.