Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Crecen las dudas sobre los proveedores chinos de cable de fibra

  • Infraestructura

fibra

En crecimiento de los datos y la constante demanda de ancho de banda ha obligado a modernizar las redes de fibra óptica europeas, y un alto porcentaje de ellas se ha construido recurriendo a proveedores chinos. Pero la industria de cable europea ha reclamado ante la Comisión Europea que intervenga ante una posible manipulación del mercado, a través de ventas a precios artificialmente bajos.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

Las redes de fibra óptica europeas están en constante evolución, y el año pasado se instalaron alrededor de 1.2 millones de kilómetros de nuevos cables de fibra óptica, muchos de ellos de origen dudoso. Al menos, así lo afirma la asociación Eurocable, que cuyos representantes señalan que entre el 15% y el 20% de toda esta fibra óptica provino de proveedores chinos, que habrían vendido este cable a precios artificialmente bajos. Por ello, han presentado una denuncia ante la Comisión Europea, reclamando que se investigue a fondo el mercado.

El objetivo es acabar con lo que consideran una violación de la ley y un atentado contra el mercado europeo de fibra óptica, cuyos fabricantes ofrecen todas las garantías exigidas en la Unión Europea, algo que los fabricantes chinos no pueden asegurar. Desde la Comisión explican que han recibido una queja formal “sobre la protección contra las importaciones objeto de dumping de países no miembros de la Unión Europea, alegando que las importaciones de cables de fibra óptica originarios de la República Popular China habrían sido objeto de dumping y, por tanto, están causando un perjuicio a la industria de la Unión”.

Esto cobra especial importancia, teniendo en cuenta que entre 2016 y 2019 las importaciones chinas de cable han crecido un 150%, y de no controlar bien estas operaciones la industria europea se vería seriamente perjudicada por las malas prácticas comerciales que denuncia Eurocable. Desde la asociación, han dicho públicamente que dan “la bienvenida al inicio de la investigación antidumping con respecto a las importaciones de cables de fibra óptica monomodo de China a la Unión Europea por parte de la Comisión Europea”.

Y explican que “Europacable y sus empresas miembros ayudarán y apoyarán activamente a la Comisión Europea en los esfuerzos por restaurar la igualdad de condiciones en el mercado europeo de cables de fibra óptica. Los miembros de Europacable están fuertemente comprometidos a mantener y, cuando sea necesario, a buscar restaurar, condiciones justas de competencia para toda la gama de productos de fibra y cables que representan en el mercado europeo”.