Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Europa seguirá impulsando la industria local de supercomputación

  • Infraestructura

Supercomputer

La Comisión Europea es consciente de la importancia que tendrán las tecnologías de supercomputación en el futuro, y ha propuesto seguir apoyando a la industria europea con nuevas inversiones. Su última propuesta supondría destinar 8.000 millones de dólares en los próximos 13 años para seguir desarrollando la próxima generación de plataformas HPC, incrementando las cifras del plan actual en 2.000 millones.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

El proyecto Empresa Común EuroHPC nació para apoyar a la industria tecnológica europea en el desarrollo de las nuevas plataformas de supercomputación, a través de inversiones en investigación y desarrollo. Según la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, las plataformas HPC serán vitales para la recuperación económica posterior a la pandemia, por lo que las autoridades han propuesto incrementar la cuantía de estas inversiones en los próximos 13 años.

Ahora, la Comisión ha propuesto elevar la cifra inicial en otros 2.000 millones de euros, hasta los 8.000 millones. Como dijo van del Leyen en el discurso sobre el estado de la Unión, quieren “que la industria europea desarrolle nuestro propio microprocesador de próxima generación, que nos permitirá utilizar los crecientes volúmenes de datos de forma eficiente y segura”. Y afirmó tajantemente que de esto se trata la década digital europea.

En este marco, la European Processor Initiative (EPI) está desarrollando nuevos chips de alto rendimiento para construir la primera plataforma HPC europea, que tendrá el nombre de Rhea. Este proyecto en concreto está dirigido por la empresa europea SiPearl, que ha recibido financiación de la Unión Europea, aunque hay otros proyectos en marcha, que gracias a esta nueva inyección económica podrán seguir avanzando en la próxima década.

Como ha explicado en su comunicado de este lunes Margrethe Vestager, vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea para una Europa adecuada para la era digital, la “propuesta de hoy fomentará una mayor inversión en infraestructura de supercomputación, en vista de su enorme potencial para mejorar la calidad de vida, impulsar la competitividad industrial y promover la ciencia”. Por su parte, el Comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, añadió que: “junto con los datos y la conectividad, la supercomputación está a la vanguardia de nuestra soberanía digital, abarcando desafíos industriales, tecnológicos y científicos”.

En su opinión, “mantenerse al día en la carrera tecnológica internacional es una prioridad, y Europa tiene tanto el conocimiento como la voluntad política para desempeñar un papel de liderazgo. Nuestro objetivo es alcanzar rápidamente el próximo estándar de computación con plataformas de exaescala, pero también y principalmente ya integran aceleradores cuánticos para desarrollar máquinas híbridas y posicionar a Europa desde muy temprano en esta tecnología disruptiva”.

Si este plan es finalmente aprobado, la Comisión aportará 3.500 millones de euros al plan de inversión, mientras que el resto provendrá de otras fuentes, sobre todo de los estados miembros. Así, para 2021 la Empresa Común EuroHPC tiene intención de implementar los tres primeros sistemas pre-exaescala, que estarán entre los cinco más potentes del mundo, y cinco sistemas petaescala, que esperan que se posicionen en top 50.