La conectividad de banda ultraancha será ser el estándar inalámbrico para interiores

  • Infraestructura

redes conectividad

Tanto en los hogares como en las empresas está aumentando la necesidad de conectividad de alta velocidad para los dispositivos inalámbricos, desde smartphones a portátiles y otros aparatos electrónicos. Esto está dando fuerza a diferentes tecnologías de comunicaciones sin cables, y los expertos destacan que la de banda ultraancha (UWB) será la que probablemente dominará el mercado a partir de 2021.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

La conectividad inalámbrica de alta velocidad en interiores se está convirtiendo en una necesidad vital para las personas y las empresas, ya que en los entornos profesionales y en los hogares hay cada vez más dispositivos que requieren una conectividad de banda ancha. Cada vez hay más smartphones, ordenadores y dispositivos IoT domésticos e industriales conectados, y se necesita una tecnología que pueda proporcionar acceso de alta velocidad y baja latencia para múltiples dispositivos a la vez.

La que parece convencer más a la industria tecnológica es la conocida como de banda ultraancha (UWB), que ya está siendo utilizada por algunos fabricantes de dispositivos electrónicos de primer nivel para sus productos de gama alta. Asimismo, otros fabricantes de tecnología están implementando UWB en sus nuevos productos, desde ordenadores a smartphones, tabletas, routers y dispositivos IoT.

Como explican los expertos de ABI Research en uno de sus últimos informes, en este complicado año se han sentado las bases para la futura expansión de las tecnologías UWB. Y a partir de 2021 este estándar estará presente en muchas aplicaciones de consumo y del mercado IoT, proporcionando capacidades mejoradas de conectividad y posicionamiento en interiores, algo que podría resolver muchos retos que enfrentan actualmente numerosas industrias.

Por ejemplo, el posicionamiento y seguimiento de personas y activos en interiores, donde además de la ubicación, algo que ya se puede lograr con otras tecnologías de radiofrecuencia básicas, se podrá contar con información contextual y análisis preciso en tiempo real. Para los analistas de ABI Research, 2021 supondrá un punto de inflexión crítico en el despliegue y la adopción de UWB, y esperan que los envíos de dispositivos UWB puedan alcanzar los 300 millones de unidades.

Para Andrew Zignani, analista principal de esta firma de investigación, “el despliegue y la mayor adopción de UWB se deben a una mayor disponibilidad de chipsets, que permitirán la adopción en múltiples segmentos y la formación de un ecosistema UWB saludable en toda la cadena de suministro”. Y destaca que, cuando anteriormente esta tecnología se circunscribía a las aplicaciones RTLS de alta precisión, en 2020 se ha producido un impulso del uso de UWB en nuevos mercados, como el de los dispositivos móviles.

Ejemplos de ello son los smartphones iPhone 11, 12 y SE, de Apple, los Samsung Galaxy Note 20 o los Xiaomi Mi 10, y también otros dispositivos personales como los últimos smartwatch y altavoces inteligentes de Apple, entre otros aparatos para el hogar digital. Para Zignani, “aunque es difícil predecir cuáles serán exactamente los mercados más grandes, está claro que UWB está aquí para quedarse y que está surgiendo un ecosistema sólido de dispositivos”.