Auge del mercado europeo de computación perimetral

  • Infraestructura

Infraestructura

Las empresas europeas están adoptando la computación perimetral para desplegar nuevos servicios más cerca de los clientes finales, mejorar su experiencia y acelerar la rentabilidad. Esto va a impulsar los ingresos del mercado regional en 2021 hasta unos 24.000 millones de dólares, una cifra que según los expertos de IDC seguirá aumentando en los próximos años a un ritmo sólido.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

En los últimos tiempos la computación perimetral ha evolucionado mucho, gracias al desarrollo de tecnologías de computación, comunicaciones y almacenamiento más eficientes, potentes y con un factor de forma reducido. A su vez, la digitalización y otras tendencias tecnológicas en el ámbito empresarial y en el gran consumo han revelado la necesidad de contar con infraestructuras Edge para mejorar los servicios al cliente final. Por ello, las empresas europeas han ido invirtiendo cada vez más en estas nuevas infraestructuras perimetrales, lo que este año elevará el valor del mercado hasta unos 24.000 millones de dólares en la región.

Estas son las estimaciones de la consultora IDC, cuyos expertos prevén un sólido crecimiento en los próximos cuatro años, a medida que más empresas de diferentes industrias apuesten por arquitecturas de TI más diversificadas, en las que la computación Edge tendrá un papel cada vez más importante. Gracias a esta tecnología se acercan los recursos informáticos al origen ellos datos, lo que acelera la obtención de valor y mejora muchos procesos comerciales, trasladando la inteligencia fuera de la TI central. Esto tendrá más importancia en empresas que pretenden ofrecer productos y servicios más seguros, rápidos, escalables y confiables a sus clientes, lo que abarca numerosos sectores.

Según los expertos, este año la mayor parte del gasto provendrá de la categoría de servicios, principalmente por la conectividad y los servicios profesionales para implementaciones de IoT, robótica, drones, inteligencia artificial y realidad virtual y aumentada. Y destacan que las inversiones en hardware estarán encabezadas por las plataformas Edge de alto nivel, empleadas para tareas informáticas más exigentes. Y el volumen de gasto será similar en las tecnologías de software, destacando el campo de la seguridad perimetral para garantizar la integridad de los datos, los puntos finales y la infraestructura en el borde.

De cara a los próximos años, IDC prevé que la mayor parte del mercado de computación perimetral seguirá vinculado a las tecnologías Internet of Things, pero se espera un crecimiento destacable en otras áreas, como la inteligencia artificial y la realidad virtual y aumentada. Y se fortalecerá el ecosistema de tecnologías perimetrales vinculadas a otras tecnologías como los drones, redes Blockchain, impresión 3D, vehículos autónomos, wearables y tecnologías implantables.

Por otro lado, las empresas que más invertirán este año en computación perimetral pertenecerán a la industria manufacturera, especialmente para apoyar los despliegues de IoT y robótica de nueva generación. El segundo sector más importante para el mercado será el comercio minorista, que se ha convertido en la industria que más está acelerando el gasto en computación perimetral, con el fin de mejorar la experiencia del cliente y apoyar otros cambios importantes que se están dando en el sector, como la omnicanalidad y la captura de datos para mejorar el trato con el cliente y optimizar los procesos comerciales y la gestión de las tiendas y el inventario.

En su informe, Alexandra Rotaru, analista de investigación de Customer Insights & Análisis en IDC Europa, explica que “la pandemia ha destacado la importancia de tener todo en remoto, y del acceso instantáneo a los datos y la información para habilitar procesos y cargas de trabajo en ubicaciones que son diferentes de los centros de datos principales. Estas tendencias probablemente darán forma al futuro incluso después de que termine la pandemia. La informática de borde es una gran oportunidad para abordar estas nuevas demandas, yendo más allá de los enfoques tradicionales de TI y ampliando e innovando en las capacidades que se encuentran en los centros de datos centrales”.