La tecnología Open RAN se enfrenta a nuevos desafíos

  • Infraestructura

OpenRAN Alliance

Recientemente, los principales operadores de telecomunicaciones de Europa han firmado un acuerdo para impulsar la adopción de la tecnología Open RAN en sus futuras redes de acceso de radio. Pero su principal impulsor a nivel mundial, Rakuten, está teniendo problemas económicos, y los expertos creen que esto podría tener un impacto negativo en el futuro desarrollo de estas redes de código abierto.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

La tecnología de código abierto Open RAN ha generado un gran interés entre los operadores de telecomunicaciones, que ven en ella una gran oportunidad para construir sus redes de acceso de radio con estándares abiertos, lo que facilitará la instalación de equipos de diferentes proveedores y el uso de tecnologías más interoperables y económicas. Uno de sus principales valedores ha sido el gigante asiático de las telecomunicaciones Rakuten, y a principios de este año los principales operadores europeos (Vodafone, Orange, Deutsche Telekom y Telefónica) han firmado un memorando de entendimiento sobre la implementación de Open RAN en las redes 5G, lo que ha dado muchas esperanzas a los impulsores de este estándar.

Pero, recientemente, Rakuten ha presentado unos resultados económicos muy negativos, con un aumento del 265% en las pérdidas operativas, el mayor de los últimos cinco trimestres, equivalente a unos 880 millones de dólares. Y su margen operativo ha llegado a un -141,7%, un 77,4% menos que en el ejercicio anterior, a pesar de haber incrementado un 38,5% sus ingresos. Aunque su negocio móvil está creciendo, los elevados costes operativos que está teniendo ponen en riesgo la continuidad de la compañía, y también su papel como impulsor de Open RAN.

Aunque los beneficios de esta tecnología siguen siendo muy atractivos, ya que promete reducir en un 40% el gasto de capital de los operadores, y en un 30% los gastos operativos, algo muy atractivo para las empresas de telecomunicaciones, especialmente ante la necesidad de construir las redes 5G. Esto se puede lograr gracias a los equipos de marca blanca que ofrecen varios proveedores de la industria, y a las redes virtualizadas de Open RAN, que permiten abandonar los viejos modelos de TI basados en hardware y licencias muy costosas.

Por su parte, Rakuten ha llevado a cabo varias operaciones de gran nivel en Japón y otros países, con malos resultados y un coste muy elevado, que no le han permitido posicionarse por encima de sus competidores. Esto no se ha compensado con la utilización de infraestructuras y software basado en O-RAN, pero los expertos creen que no es un problema de este estándar, sino de las malas decisiones de la compañía.

Mientras tanto, cada vez hay más empresas que están interesadas en la implementación de Open RAN para sus redes empresariales privadas, y para reducir celdas pequeñas. Pero, dado que las redes privadas empresariales tardan más en despegar que las redes públicas, y que las células pequeñas solo representan el 10% de todo el mercado RAN, si O-RAN se centra solamente en las aplicaciones de nicho podría tener problemas para seguir expandiéndose y evolucionando. Acuerdos como el alcanzado en Europa podrían seguir ayudando al progreso de esta tecnología, al menos en esta región, pero los expertos creen que para alcanzar el éxito deberá contar, además, con el apoyo de los usuarios y del resto de proveedores de servicios de telecomunicaciones móviles, especialmente en el ámbito público, donde se concentra la mayor parte del mercado.