Un nuevo operador de centros de datos entra en el mercado madrileño

  • Infraestructura

CyrusOne Madrid I - Centro de datos

El inversor estadounidense CyrusOne, especialista en el mercado de centros de datos, va a construir unas nuevas instalaciones en Madrid, con el propósito de entrar en uno de los mercados emergentes con más potencial de Europa. El centro estará situado en Alcobendas, tendrá una potencia máxima de 21 megavatios y estará alimentado en un 100% por energía renovable.

CyrusOne, uno de los fondos de inversión estadounidenses más importantes del mercado de centros de datos, acaba de anunciar la adquisición de una parcela de 6.000 metros cuadrados para la construcción de un centro de datos en la localidad madrileña de Alcobendas. Su intención es construir un centro de datos con el que la compañía dará sus primeros pasos en el mercado madrileño, que en los últimos años se ha revelado como uno de los de mayor potencial del Sur de Europa, gracias a su posición estratégica para la conexión a través del Atlántico.

Las instalaciones recibirán el nombre de Madrid I, tendrán una potencia máxima de 21 megavatios y estarán alimentadas enteramente por fuentes de energía renovables, siguiendo las tendencias de sostenibilidad medioambiental que se está expandiendo en la industria por la Unión Europea. Además, estas instalaciones serán las primeras que la empresa tendrá en propiedad fuera de los principales mercados europeos de Frankfurt, Londres, Ámsterdam, París y Dublín.

Matt Pullen, EVP y Director General de Europa en CyrusOne, explica que “se ha producido una importante aceleración de la capacidad de los centros de datos en España en los últimos años, y en 2020 Madrid fue el mercado emergente que experimentó un más rápido crecimiento, con 66 MW de absorción”. Y afirma que su inversión en esta región supone otro hito en su hoja de ruta europea, que les permitirá ampliar su huella en el continente para dar mayor y mejor cobertura a sus clientes.

Como explican en su anuncio, este nuevo centro de datos permitirá escalar con más rapidez las estrategias de transformación digital, a través del despliegue de infraestructuras críticas en el corazón del mercado empresarial e hiperescala emergente que ha surgido en Europa. Las instalaciones constarán de un edificio de dos plantas que se construirá siguiendo las especificaciones de construcción sostenible BREEAM, que establecen no solo la alimentación mediante energías renovables, sino que el centro generará 100 kilovatios in situ, mediante paneles solares fotovoltaicos en el tejado del edificio.

Además, utiliza una torre de enfriamiento en circuito cerrado refrigerado por aire y con tecnologías de retención de agua de lluvia, lo que permite reducir el consumo de agua. Para facilitar el acceso a las instalaciones y fomentar el uso de medios de transporte ecológicos, contará con puntos de carga de vehículos eléctricos, almacenamiento de bicicletas y se encontrará cerca de los principales medios de transporte público de la zona.