Madrid reafirma su posición como principal nodo de interconexión emergente

  • Infraestructura

Madrid

Cinco años después de su creación, el nodo de interconexión de centros de datos de DE-CIX en Madrid sigue demostrando su capacidad para satisfacer la creciente demanda de servicios en la capital española. Como explican sus creadores en su último balance anual, en el último año ha seguido aumentando el número de redes conectadas y clientes, que han generado picos de tráfico históricos, superando los 650 Gbps.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

En el año 2016 el gigante de la interconexión global DE-CIX creó el nodo DE-CIX Madrid, que contaba con 66 redes conectadas y con presencia en dos centros de datos, un buen punto de partida inicial. Desde entonces el número de clientes y redes conectadas a este nodo ha ido aumentando, y el año pasado las cifras volvieron a crecer. Como explica la compañía en su último balance anual, el nodo DE-CIX Madrid cuenta actualmente con 220 redes conectadas, está presente en cuatro grandes centros de datos y ha alcanzado picos de más de 650 Gbps.

Según sus responsables, esto supone un crecimiento del 233%, lo que da una muestra del enorme potencial que tiene para el mercado de interconexión de centros de datos europeo. Su gran desempeño en estos años ha hecho que se considere desde hace algún tiempo como el hub emergente más potente de toda Europa, y como el punto de intercambio de Internet que más rápido crece en todo el mundo.

Para Ivo Ivanov, CEO de DE-CIX International, “España y la península ibérica, con Madrid en el centro, tienen un papel muy importante en cuanto a la calidad de internet. Durante estos cinco años hemos querido posicionar DE-CIX Madrid como el principal hub de interconexión en el sur de Europa y ofrecer a los internautas una experiencia perfecta de usuario y la menor latencia posible, ya que esta se ha convertido en la nueva moneda de cambio de nuestra era digital”.

Estos esfuerzos están dando sus frutos, logrando que Madrid haya contribuido decisivamente a garantizar el acceso a Internet y los servicios digitales de muchas empresas clave durante lo peor de la pandemia. De hecho, solo entre febrero y marzo del año pasado el tráfico en la región aumentó un 20%, y en este año ha crecido en general un 50%, alcanzando picos históricos de tráfico en varias ocasiones, hasta superar los mencionados 650 Gbps.

De cara al futuro, los expertos de la industria están convencidos de que Madrid seguirá liderando la interconexión en el Sur de Europa, consolidándose como el punto central de la interconexión con Latinoamérica, África y otras regiones del globo que acceden a Europa a través de la Península Ibérica. Esto se verá reforzado por el crecimiento que también se está produciendo en puntos clave como Lisboa, Barcelona o Marsella, entre otros.