China contaría con los dos primeros supercomputadores a exaescala

  • Infraestructura

Supercomputer

Según un artículo publicado esta semana en un medio especializado China ya cuenta con dos supercomputadores a exaescala, superando a Fugaku el ordenador más potente del mundo hasta la fecha. Uno de estos equipos se encontraría en el Centro Nacional de Supercomputación de Wuxi y otro en la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa, aunque apenas se conocen detalles al respecto.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

La hoja de ruta de DevOps en materia de seguridad Leer 

El pasado día 26 de octubre el medio The Next Platform publicó un artículo revelando la existencia de dos supercomputadores a exaescala en China. Esto implica que sería el primer país en contar con equipos capaces de superar 1 exaflop de capacidad de computación, es decir 1018 operaciones de coma flotante por segundo. Con ello habrían superado de largo al líder actual de la lista Top500, el superordenador Fugaku de Japón, que alcanza 442 petaflops.

Según esta información, proveniente de fuentes no reveladas, uno de los equipos exaescala, denominado Sunway Oceanlite, estaría ubicado en el Centro Nacional de Supercomputación de Wuxi. Se trata del sucesor del Sunway TaihuLight, que era oficialmente la plataforma HPC más potente de China. Al parecer, el pasado marzo se probó la capacidad de Oceanlite con el test Linpack, dando como resultado 1,3 exaflops, con un rendimiento sostenido de 1,05 exaflops y un consumo energético de 35 megavatios.

Los responsables de este artículo dicen que este ordenador podría contar con 42 millones de núcleos de computación en chips fabricados en China, y que se está usando para la simulación cuántica, entre otras cosas. Aunque se espera que lo empleen para otros proyectos de investigación.

El segundo supercomputador a exaescala se llama Tianhe-3 y estaría basada en los chips TeiTeng de Phytium, desarrollados después de que Estados Unidos bloquearan el comercio de procesadores Intel Xeon Phi con China. Este equipo, del que se desconocen más detalles, salvo que su potencia es similar a la de Oceanlite, estaría en la Universidad Nacional de Tecnología de Defensa (NUDT).

No está claro por qué no se ha revelado la existencia de estos superordenadores de forma oficial, pero son el primer paso real de China en la era exaescala, un avance que otros países están esforzándose por alcanzar lo antes posible. Los ejemplos más destacados son los supercomputadores Frontier (1,3 exaflops), Aurora (1 exaflop) y El Capitan (2 exaflops). Pero China tiene planes aún más ambiciosos, ya que está preparando Futuros, una plataforma HPC que se espera que alcance 20 exaflops y podría estar lista para el año 2025.