Entra en funcionamiento un nuevo supercomputador híbrido alemán

  • Infraestructura

Supercomputador HoreKa - Karlsruhe

El Instituto de Tecnología de Karlsruhe acaba de poner en marcha su nuevo superordenador HoreKa, una máquina híbrida que consta de dos módulos, uno basado en GPU y otro en CPU. Juntos suman una potencia combinada de 17 petaflops, que la institución empleará para la investigación del clima, energética, de nuevos materiales y en el campo de las ciencias de la vida.

La supercomputación europea está evolucionando rápidamente, gracias a nuevas plataformas HPC que se están construyendo en las principales instituciones científicas y académicas de la región. La más reciente incorporación a esta red es el supercomputador HoreKa, construido en el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT), en el estado de Baden-Württemberg, una de las universidades más prestigiosas del país. La pasada semana se puso en funcionamiento esta máquina híbrida, que se ha instalado en el Campus North del KIT, construido originalmente en 2015 para albergar el predecesor de este nuevo equipo, conocido como ForHLR.

En su anuncio, el profesor Holger Hanselka, presidente del KIT, comenta que “crear conocimiento para hacer frente a los desafíos que enfrenta nuestra sociedad y nuestro medio ambiente es una parte importante de nuestra misión en KIT. Las supercomputadoras de gran potencia, como HoreKa, son herramientas indispensables para el rápido desarrollo de descubrimientos científicos y las correspondientes soluciones de nuestros científicos. Además, HoreKa proporcionará a nuestros estudiantes una experiencia de investigación que no podrán obtener en ningún otro lugar”.

El proyecto HoreKa ha tenido un coste total de 15 millones de euros, que han permitido a sus creadores desarrollar una máquina híbrida compuesta por dos módulos, uno basado en procesadores GPU y otro en GPU. HoreKa Blue cuenta con 60.000 núcleos escalables Intel Xeon Ice Lake y 220 terabytes de memoria principal. Por su parte, HoreKa Green está compuesto por 668 GPU Nvidia A100 Tensor Core, y ambas máquinas se comunican a través de una red Nvidia Mellanox Infiniband HDR sin bloqueo, con un ancho de banda de 200 Gbps.

Además, cuenta con dos sistemas de archivos de datos paralelos Spectrum Scale, con una capacidad total de más de 16 petabytes. Estos dos módulos ofrecen un rendimiento Linkpack de 8 y 2,3 petaflops, respectivamente, pero sus creadores afirman que su trabajo conjunto proporciona una potencia máxima de 17 petaflops, que multiplica por cuatro el rendimiento de su predecesor.

El profesor Oliver Kraft, vicepresidente de investigación del KIT, ha destacado que la gran capacidad informática que proporcionará HoreKa les permitirá incrementar su capacidad para la investigación del clima, la energía, el desarrollo de nuevos materiales y también para profundizar en el estudio de las ciencias de la vida. Comenta que “cuanto más rápido procesen los datos los superordenadores, más detalladas y fiables serán las simulaciones. HoreKa no solo establece nuevos estándares en términos de velocidad, sino también en eficiencia energética. Esto es importante para la supercomputación y para realizar una investigación responsable”.

Esta nueva máquina ocupa la posición 52 en la lista Top500 de los superordenadores más potentes del mundo, y el 13 en la lista TopGreen500, que evalúa la eficiencia energética de estas máquinas, algo muy importante para sus creadores y para las autoridades alemanas, que quieren mejorar la potencia de supercomputación del país para apoyar la investigación científica de forma responsable. En los últims años han puesto en marcha varios proyectos importantes, y hay otros en camino.