Actualizan una de las principales supercomputadoras alemanas

  • Infraestructura

JURECA-DC Superordenador

El centro de investigación alemán Forschungszentrum Jülich acaba de anunciar la actualización del superordenador JURECA, con un nuevo módulo que eleva el rendimiento a 23,5 petaflops. Esta mejora supone un nuevo paso en la mejora de una máquina que comenzó su andadura en 2015, y que ha ido evolucionando con los tiempos, manteniéndose en todo momento en la lista TOP500.

Recomendados: 

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

¿Qué base de datos ofrece mayor rendimiento en entornos Cloud? Leer

El superordenador JURECA fue implementado en 2015 en el Centro de Supercomputación alemán Forschungszentrum Jülich, inicialmente como una máquina de 1,4 petaflops, una potencia que en su momento destacaba a nivel mundial, y le valió entrar en la lista TOP500 de plataformas de supercomputación. En 2017 se llevó a cabo una actualización que elevó la cifra a 3,7 petaflops, una potencia más adecuada a las necesidades del momento. Pero en 2021 el hambre de computación ha aumentado mucho, y los primeros equipos instalados ya se encontraban cerca del fin de su vida útil, y sus responsables decidieron sustituirlos por un computador de esta nueva era.

El resultado se ha conocido esta semana, cuando el instituto ha anunciado la recepción de un nuevo módulo que vendrá a sustituir al equipo original, proporcionando una potencia total de 23,5 petaflops, un salto enorme con respecto a la capacidad anterior. Según han explicado en su anuncio, por el momento, los equipos instalados en 2017 seguirán funcionando, apoyando las operaciones de este nuevo módulo de supercomputación.

Este nuevo equipo recibe el nombre de JURECA-DC (Data Cluster) y ha sido construido por el fabricante Atos, responsable del ordenador original y sus actualizaciones. Pertenece a la serie Sequana HX2000 del fabricante y está compuesto por 768 nodos de computación con dos CPU AMD EPYC Rome, cada uno con 64 núcleos y entre 512 Gb y 1 Tb de memoria principal. Además, 192 de estos nodos contarán con cuatro procesadores GPU Nvidia A100, completando una máquina que ofrecerá una ncho de banda de más de 2 Tb.

Este nuevo nodo será operado por el software de clúster de la empresa alemana ParTec y contará con una ampliación del sistema de almacenamiento mediante un sistema de memoria Flash JUST-IME de HPE y DDN. En su financiación han colaborado centros informáticos de cuatro países europeos, en el marco del proyecto PPI4HPC, que tenía una dotación presupuestaria de 73 millones de euros. El objetivo es expandir la capacidad de la red de supercomputación europea, contando con la colaboración del Centro de Supercomputación de Barcelona (BSC), o las instituciones CINECA, de Italia y GENCI/CEA, en Francia.