Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Alemania contará con un nuevo sistema de computación cuántica en la nube

  • Infraestructura

Procesador cuantico D-Wave 2000Q

El Centro de Supercomputación Forschungszentrum Jülich, en Alemania, albergará el primer sistema de acceso a la computación cuántica en la nube que la empresa D-Wave Systems va a instalar fuera de Norteamérica. Con esta gran inversión serán los primeros en apostar por este servicio en Europa, que estará disponible a mediados de 2020.

Se acaba de conocer que el Centro de Supercomputación Forschungszentrum Jülich, situado en Jülich (Alemania), ha suscrito el primer contrato de servicios del nuevo sistema de computación cuántica Advantage de D-Wave a través de la nube cuántica Leap de la compañía. Anunciado a finales del mes pasado, este ordenador promete una sustancial mejora de rendimiento con respecto al último procesador creado por este proveedor, el D-Wave 2000Q.

Además, este superordenador está especialmente pensado para proporcionar servicio a través de la nube cuántica Leap que la empresa ha creado para llevar las capacidades cuánticas a sus clientes. Esto permite contar con un recurso de última generación sin tener que invertir los aproximadamente 15 millones que puede costar un equipo de esta naturaleza. Se trata de una opción cada vez más interesante para los centros de investigación y para empresas como Google o Lockheed Martin, que ya han comprado versiones anteriores de los computadores de este proveedor.

En cuanto al Centro de Supercomputación Forschungszentrum Jülich, se espera que tenga instalada la infraestructura necesaria para acceder a este servicio a lo largo del año que viene, en espera de que salga al mercado la nueva oferta de Advantage. Y dedicará esta nueva capacidad de computación cuántica a mejorar sus investigaciones que, en palabras de sus responsables responden a los desafíos a los que se enfrenta la sociedad.

Cabe destacar que todavía existe una cierta polémica acerca de si las máquinas de este proveedor son realmente de computación cuántica, pero en opinión de Earl Joseph, vicepresidente del programa IDC para HPC, “El salto de D-Wave de 1000 qubits a 2000 qubits es un logro técnico importante y un avance importante para el campo emergente de la computación cuántica”. Con esto se refiere a la legada al mercado del equipo basado en el mencionado procesador D-Wave 2000Q.

Joseph añadió que “D-Wave es la única compañía con un producto diseñado para ejecutar problemas de computación cuántica, y el nuevo sistema D-Wave 2000Q debería ser aún más interesante para los investigadores y desarrolladores de aplicaciones que desean explorar este nuevo y revolucionario enfoque de la computación”.

A estas entusiastas declaraciones, Vern Brownell, CEO de D-Wave, añadió que “Somos la única compañía que vende computadoras cuánticas, y nuestro creciente ecosistema de usuarios y desarrolladores nos brinda el beneficio de su experiencia práctica a medida que desarrollamos productos para resolver problemas del mundo real. Mientras que otras organizaciones tienen prototipos con solo unos pocos qubits en sus laboratorios, D-Wave ofrece los sistemas, software, capacitación y servicios necesarios para construir una industria”.