Los módulos 4G seguirán dominando la conectividad de dispositivos IoT

  • Infraestructura

IoT Cities

Aunque a tecnología 5G está ganando mucha popularidad sus principales ámbitos de aplicación siguen estando en la telefonía móvil y en ciertas aplicaciones empresariales. Pero en el espacio IoT la tecnología predominante es 4G, y continuará siéndolo en los próximos años, ya que cubre las necesidades de la mayoría de casos de uso en los que se utilizan dispositivos conectados mediante redes celulares.

Recomendados: 

Revista Digital IT Trends - Metaverso, el espacio virtual que liderará la nueva revolución digital Leer

Las nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer 

La evolución del lugar de trabajo Leer 

Las tecnologías basadas en Internet of Things están propagándose entre los consumidores y las empresas, y estos dispositivos conectados emplean una amplia variedad de estándares de comunicaciones, desde bluetooth y wifi a redes celulares. En los últimos tiempos se ha hablado mucho de las grandes posibilidades que ofrece la nueva generación de redes 5G para dispositivos IoT, pero la realidad es que la mayoría de módulos de comunicaciones celulares para estos aparatos utiliza la tecnología 4G.

Según una investigación realizada por ABI Research, actualmente el 60% de los módulos de comunicaciones móviles para dispositivos IoT se basan en 4G, y no se espera que 5G sufra una adopción rápida en este segmento de tecnologías. Para evaluar el mercado han monitorizado las actividades de 52 proveedores de módulos celulares IoT durante los dos últimos años, abarcando un total de 1.037 modelos diferentes.

En su informe, Harriet Sumnall, analista de investigación de dispositivos y hardware IoT en ABI Research, comenta que “aunque 5G no es una novedad, solo hay 45 modelos de módulos 5G IoT catalogados disponibles. Esto no es sorprendente, debido a que 5G no es aplicable a muchas aplicaciones de IoT fuera del espacio automotriz y para terminales inalámbricos fijos, debido al lanzamiento original de módems de banda base 5G dirigidos al mercado de banda ancha móvil de consumo”.

Un dato interesante que aporta en su estudio es que la tecnología 4G no está amenazada por la obsolescencia de la red, como sucedió en su momento con 2G y 3G, ya que las redes móviles actuales seguirán conviviendo con 5G durante bastante tiempo. Mien tras que 4G acapara la mayor parte de los módulos de comunicaciones celulares IoT, un 20% corresponde a tecnologías de área amplia de baja potencia (LPWA), como NB-IoT y LTE-M. Estos estándares prometen mucho, pero LPWA todavía tiene mucho camino que recorrer antes de generalizarse y por el momento su expansión será lenta, excepto en regiones como China, donde las ventas están aumentando con solidez.

Los expertos consideran que LPWA se convertirá en la tecnología dominante para muchas aplicaciones IoT que van a expandirse con fuerza en los próximos años, como el alumbrado público inteligente y otras aplicaciones gubernamentales y de las Smart Cities. Sumnall afirma que “los proveedores de módulos lanzarán más modelos de módulos 5G y LPWA a medida que estas tecnologías encuentren su lugar en el espacio de IoT. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la lentitud en la adopción de cualquier tecnología no se debe a la falta de disponibilidad del hardware del módulo”. Y opina que 5G encontrará su espacio en ciertas aplicaciones que requieren un mayor ancho de banda con una latencia muy baja, casos de uso que representan solo una fracción de las aplicaciones que IoT tendrá en el futuro.