Robótica móvil y colaborativa para modernizar la logística

  • Infraestructura

Nuro_Robot_Logistica_Comercio

Las empresas de logística y almacenamiento de mercancías están invirtiendo en la automatización de sus operaciones para ser más eficaces y no sufrir problemas derivados de la disponibilidad de personal. Y están dirigiendo su atención hacia los robots móviles y colaborativos, máquinas mucho más versátiles que los robots fijos clásicos, y cuyo mercado verá un gran auge a partir de este año.

Recomendados: 

5G y redes no terrestres Leer

Revista Digital IT Trends - Metaverso, el espacio virtual que liderará la nueva revolución digital Leer 

Muchas empresas de logística, tanto dedicadas al almacenamiento de mercancías como a la entrega de última milla, están empezando a invertir en tecnologías de automatización avanzadas para aumentar su eficiencia y no depender tanto de la disponibilidad y eficacia del personal humano. Entre ellas hay multitud de máquinas empleadas para clasificar mercancías, moverlas y realizar un seguimiento de su paso por las instalaciones, así como software y servicios vinculados a las operaciones.

Entre los automatismos de hardware están los robots, pero en un porcentaje bajo en comparación con otras industrias. Y muchas de estas máquinas son de tipo tradicional, fundamentalmente robots fijos que realizan un tipo concreto de operaciones. Esto limita la automatización a procesos específicos, como puede ser la clasificación o la carga. Pero las empresas de l sector quieren ampliar la automatización a más trabajos, y para ello necesitan máquinas móviles, más versátiles y capaces de trabajar en ámbitos compartidos con operarios humanos.

Según una investigación realizada por ABI Research, en el ámbito de los almacenes se va a incrementar especialmente la demanda de robots colaborativos. Esperan que los envíos a este tipo de clientes aumentarán a una CAGR del 37% hasta 2026, alcanzando para entonces unas 47.000 unidades. Esta tendencia hacia la implementación de robots colaborativos en los almacenes ya comenzó a verse el año pasado, cuando se pasó de las 2.000 unidades vendidas en 2020 a casi 10.000 en 2021.

Adhish Luitel, analista industrial de ABI Research, explica que “los robots colaborativos pueden realizar múltiples tareas con la máxima precisión, mientras que los típicos robots de almacén solo realizan una tarea a la vez. También pueden funcionar mejor con cada iteración a través del aprendizaje automático y son más móviles y livianos que los robots convencionales. Dado que los robots colaborativos ofrecen diversas posibilidades para mejorar las operaciones de almacén y funcionan mejor que las soluciones comparables, no es de extrañar que estén ganando popularidad y que continúen haciéndolo en los próximos años”.

Por otro lado, el sector de la logística de entregas de última milla está interesándose cada vez más por las tecnologías de robótica móvil autónoma, un área en la que están surgiendo máquinas con posibilidades muy interesantes, tanto de transporte terrestre como aéreo. Las estimaciones de ABI Research son que los envíos de robots móviles autónomos para entregas de última milla podrían crecer desde tan solo 7.000 en 2021 a unos 309.000 para el año 2030.

En opinión de Susan Beardslee, analista principal de ABI Research, este segmento de la logística necesita reducir los plazos de entrega y aumentar la rentabilidad para hacer frente a la creciente competencia, ya que el 50% del gasto logístico generado por el envío de mercancías proviene de la última etapa, la entrega de última milla al cliente final. Y señala que actualmente las empresas están teniendo problemas de escasez de personal y de vehículos de transporte por el rápido crecimiento del comercio electrónico.

Por ello, Beardslee recomienda a las empresas de logística que “optimicen por completo el tramo final del viaje de transporte, no solo para reducir sustancialmente el costo de la entrega, sino también para ofrecer una experiencia uniforme al cliente final”. En este sentido, los robots móviles autónomos pueden representar una alternativa viable para ciertas categorías de envíos y, aunque por el momento hay pocos países que permitan la entrega, se espera que en los próximos años las regulaciones estén más desarrolladas y permitan más casos de uso en muchas regiones.