La modernización de la logística requiere más colaboración con terceras partes

  • Transformación Digital

automovil-futuro-transporte

Desde el inicio de la pandemia el comercio mundial ha sufrido grandes cambios y los líderes de logística han tenido muchos problemas para hacer frente al auge del comercio electrónico, a la escasez de personal y a las interrupciones en la cadena de suministro. Las grandes compañías del sector perciben nuevos retos operativos y tecnológicos de cara al futuro, y están aumentando el presupuesto destinado a la subcontratación logística para ampliar su alcance y sus capacidades, y mitigar los riesgos.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento

Conectando y entendiendo a la empresa sin fronteras Webinar

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

El sector de la logística se ha enfrentado a grandes retos en los últimos dos años, debido a los cambios que se han producido en el comercio internacional a causa de la pandemia. Muchas industrias han sufrido por las interrupciones constantes en la cadena de suministro y el auge del comercio electrónico ha saturado ciertos canales de distribución y los servicios de entrega de última milla.

Para hacer frente a esta crisis las empresas de logística han decidido modernizar sus operaciones adoptando nuevas tecnologías y procesos con el fin de transformar la cadena de suministro global en un ecosistema más conectado, fiable y transparente.

Pero para muchas compañías, incluidos los líderes de la logística mundial, realizar estos grandes cambios está más allá de sus capacidades inmediatas, y por ello están recurriendo a terceras partes que les permiten ampliar su alcance y dotar a su organización de nuevas capacidades operacionales y tecnológicas.

Según una encuesta realizada por la consultora Gartner entre marzo y mayo de 2021, este año el 66% de los líderes logísticos han aumentado el presupuesto destinado a la subcontratación logística, y un 74% seguirá haciéndolo en los próximos dos años. En esta encuesta han recopilado las opiniones de 298 profesionales de la cadena de suministro en Norteamérica, Europa y Asia Pacífico, todos ellos con capacidad para la toma de decisiones con respecto a la subcontratación.

David González, analista vicepresidente de la práctica de Cadena de suministro de Gartner, explica en su informe que “la subcontratación de logística a proveedores de logística externos (3PL) ha ido en aumento durante un tiempo y no hay indicios de que esto vaya a cambiar pronto. Sin embargo, los líderes de logística están lidiando con desafíos importantes que solo pueden abordar en colaboración con sus socios 3PL”.

Las tres principales prioridades logísticas para estas empresas son mejorar o actualizar la tecnología, como ha señalado un 37% de los encuestados, la reducción y optimización de costos (31%) e incrementar la satisfacción del cliente (29%). Para abordar estos retos muchos líderes de logística recurren a sus socios externos, pero desde Gartner señalan que es necesario ampliar el alcance de la colaboración con estas terceras partes y alcanzar compromisos más sólidos.

Como ejemplo, dicen que un 3PL puede actualizar o adquirir nuevas tecnologías en nombre de su cliente, pero solo será posible si este extiende sus acuerdos contractuales para permitir la depreciación de las inversiones, o si comparte parcialmente la carga financiera con los socios 3PL. González explica que “casi dos tercios de los encuestados dijeron que los proveedores de servicios 3PL tenían un efecto positivo o extremadamente positivo en su competitividad”. Y afirma que “esta es la base perfecta para construir una asociación duradera y significativa que permita inversiones conjuntas y un intercambio de información transparente”.

Los analistas de Gartner ponen énfasis en que, ante estas nuevas necesidades, la gestión de relaciones va a convertirse en una de las tareas importantes para los líderes de logística. Porque lograr una relación de trabajo productiva y colaborativa entre todas las partes implica mejorar el entendimiento mutuo. Por ejemplo, los clientes logísticos deben asegurarse de comprender claramente las capacidades y necesidades de los 3PL, y estos deben escuchar atentamente a sus clientes para gestionar adecuadamente las expectativas e identificar las oportunidades de cara al futuro.

En opinión de González, “la comunidad 3PL tiene mucho que ofrecer y la comunidad de transportistas tiene mucho que ganar. Ante las continuas interrupciones, la creciente influencia de los transportistas y la selección de clientes, los remitentes y los 3PL deben trabajar juntos para proteger mutuamente sus intereses creados. Si pueden entablar una relación de confianza, hay mucho espacio para futuras innovaciones y oportunidades”.