La gestión del transporte se moderniza con nuevas tecnologías

  • Negocios

logistica-entregas

En el último año la pandemia ha revelado la debilidad de las cadenas de suministro globales, y las empresas de logística están decididas a mejorar el servicio a los clientes empleando las nuevas tecnologías para lograr una mayor integración y transparencia. El punto clave de este cambio se encuentra en los sistemas de gestión del transporte, que en los próximos años se van a modernizar a través de nuevas plataformas basadas en tecnologías como la inteligencia artificial o la nube.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

La crisis sanitaria global ha marcado un antes y un después en las cadenas de suministro globales, que se han visto seriamente afectadas por los bloqueos impuestos para minimizar los contagios. Desde los proveedores de materias primas hasta los clientes finales de productos manufacturados, todos los integrantes de estas redes comerciales han sufrido retrasos, sobrecostes y una gran incertidumbre sobre la disponibilidad y los tiempos de entrega.

Esto se ha traducido en mayores costos y en una pérdida de confianza por parte de los clientes, que demandan más información sobre sus pedidos y una mayor efectividad en los procesos de entrega. Las empresas dedicadas a la logística son conscientes de ello y ante un panorama cada vez más competitivo están decididas a modernizarse a través de las nuevas tecnologías, con el fin de mejorar el servicio al cliente y, a su vez, ser más eficientes, flexibles y transparentes en el transporte de mercancías.

En un reciente artículo en el blog de Forrester, su vicepresidente y analista principal, George Lawrie, explica que la clave para mejorar los servicios se encuentra en los sistemas de gestión del transporte (TMS), donde se esperan grandes avances en los próximos años. Estas plataformas están evolucionando para mejorar en muchos aspectos y responder a los cambios constantes en el mercado, abarcando desde la auditoría de tarifas y fletes hasta las comunicaciones en tiempo real, y su uso se ha disparado a raíz de la pandemia.

Hasta ahora, las aplicaciones TMS se centraban especialmente en los costos y el cumplimiento de los plazos de entrega, con el fin de agilizar las operaciones y reducir los costos de la logística. Pero ante el crecimiento meteórico del comercio electrónico se plantean nuevos desafíos, y las empresas están cambiando el enfoque hacia la experiencia del cliente y del empleado, para lo que se requieren nuevas tecnologías y un replanteamiento de las prioridades.

Uno de los cambios que ya se están produciendo en el panorama de TMS es la incorporación de la nube que, según Lawrie, “permite a los transportistas y remitentes compartir una plataforma para igualar el flete, maximizar las oportunidades de backhaul e impulsar la sostenibilidad”. Y destaca el papel de soluciones como Centiro, que ayudan a estimar el costo de los envíos globales multimodo y multicarrier a través de la virtualización.

Otro de los grandes avances que se esperan en los sistemas TMS es la incorporación de la inteligencia artificial. Lawrie explica que el buen desarrollo del sistema de transporte de mercancías está ligado a la documentación, y muchas veces hay errores o inconsistencias en los datos de los certificados de origen, en las listas de embarque y otra documentación, que ocasionan retrasos o errores graves en los envíos. Pero aplicando inteligencia artificial a la gestión de la documentación se pueden detectar y corregir estos errores de forma automática, reduciendo el estrés que sufren los transportistas por una documentación errónea. Y también se minimizan los problemas para los clientes y para los directores financieros, que se preocupan por el tiempo que transcurre entre la realización del pedido y el cobro del mismo.

Dentro del ecosistema de logística y gestión del transporte también se está propagando el uso de las plataformas en la nube y las aplicaciones móviles, un cambio que permite a todos los participantes en un proceso de compra y envío de productos contar con información actualizada sobre los procesos. Un buen ejemplo de lasos beneficios que ofrecen estas plataformas cloud está en la gestión de transporte personal de compañías como Uber o Lyft, que han logrado una gestión eficiente de las flotas de taxis, aprovechando la nube, los dispositivos móviles, los datos y el análisis de los mismos.

Esto se ha trasladado al ámbito de los transportistas de la mano de soluciones como Trucker Tools, que permiten el seguimiento de carga para los remitentes y una vía de comunicación con el transportista. Gracias a innovaciones como esta, ahora todas las plataformas ofrecen una aplicación móvil para ofrecer visibilidad a toda la cadena de suministro en tiempo real, pero queda mucho camino que recorrer para sacar partido a todo el potencial que proporcionan los datos en el ecosistema de transporte.

Lawrie destaca que en el comercio B2C la clave está en la simplicidad de la conexión directa de pedidos de comercio electrónico a una API de envío. Por su parte, en el ámbito B2B lo importante es la capacidad de aplicar inteligencia artificial y análisis de forma sencilla, y en hacer coincidir elásticamente los servicios del operador con los flujos de demanda. Estos serán dos puntos a desarrollar en los próximos años en el entorno de servicios de gestión del transporte, ya que en muchos casos esta evolución se encuentra a medio camino, y actualmente la información no fluye como debería entre todos los integrantes de la cadena de suministro, desde el fabricante o proveedor hasta el cliente final.