Oportunidades a corto plazo en el mercado de redes celulares privadas

  • Infraestructura

5G

Varios sectores importantes están aumentando el gasto en redes privadas para mejorar la conexión entre su infraestructura central y las ubicaciones que tienen en el perímetro. Esto está estimulando un mercado emergente que para 2030 alcanzará un valor de 109.000 millones de dólares, aunque los expertos opinan que los proveedores deben moverse rápido para no perder el tren.

Recomendados: 

5G y redes no terrestres Leer 

Informe: Cloud, en busca de la agilidad Leer 

Según una investigación realizada por ABI Research, el mercado de redes privadas dentro de las verticales empresariales está creciendo y para el año 2030 unos ingresos de 109.000 millones de dólares. En este mercado se incluye la red de acceso por radio, despliegues de infraestructura perimetral y central, e ingresos derivados de los servicios profesionales, que para entonces aportarán al cómputo general un valor de 47.000 millones de dólares, un 44% del total.

En opinión de Leo Gergs, analista senior de conectividad empresarial y mercados 5G en ABI Research, “estos números esencialmente cuentan dos historias. La primera es que ilustran la inmensa oportunidad para la conectividad celular dentro de las empresas verticales. La segunda es que el alto porcentaje de servicios profesionales indica que llevar 4G y 5G a las empresas requiere mucho más que solo proporcionar una red privada”.

Gergs señala que el panorama tecnológico dentro de las empresas está muy fragmentado, ya que existen muchas modalidades de red inalámbrica a su disposición, como WiFi, Bluetooth o Zigbee, y es imposible que las redes móviles puedan sustituirlas. Aunque los proveedores de telecomunicaciones podrán encontrar un espacio en el que vender sus soluciones empresariales ya que, en su opinión, “a las empresas no les importa si están implementando tecnologías 4G, 5G, 6G o incluso no celulares en su sitio. Lo que más les preocupa es si se abordan o no sus puntos débiles específicos”.

Recomienda a los proveedores de telecomunicaciones que desarrollen soluciones completas de nivel empresarial como servicio, lo que operadores chinos como Huawei o ZTE ya llevan un tiempo haciendo con éxito. Y aconseja especialmente a la industria que se mueva cuanto antes, ya que ahora las empresas llevan tiempo esperando las soluciones 5G que se habían prometido con el lanzamiento inicial de esta tecnología, y se están volviendo más impacientes.

Sus previsiones son que este año será crucial para el mercado 5G empresarial, ya que se verán los primeros pasos más allá de las pruebas de concepto e implementaciones de PoC para finales de año. En caso contrario, el incipiente mercado de este tipo de redes privadas podría perder fuelle, y Gergs concluye que “un paso crucial será la aparición de dispositivos de nivel empresarial que aborden los requisitos clave para atender casos de uso particularmente críticos para la misión o incluso para la vida”.