El gasto de capital en telecomunicaciones descenderá a partir de 2023

  • Infraestructura

torres Telxius

Durante el último año el gasto mundial en telecomunicaciones fijas y móviles ha aumentado, a pesar de las dificultades en la cadena de suministro y de la inestabilidad económica. Los expertos pronostican que la inversión de la industria en estas tecnologías continuará creciendo en 2022, aunque a un ritmo más lento, y comenzará a descender a partir de 2023.

El gasto global en telecomunicaciones ha aumentado un 9% a lo largo de 2021, a medida que las empresas han invertido en tecnologías de acceso de banda ancha, transmisión por microondas y backhaul móvil, transporte óptico, redes centrales móviles, redes de acceso de radio, routers y conmutadores para proveedores de servicios. El último informe publicado por Dell’Oro Group indica que este año la inversión en estos equipos aumentará solo un 3%, y descenderá a partir de 2023 y durante 2024.

Los investigadores afirman que el progreso que está mostrando el mercado confirma sus anteriores previsiones sobre los programas de modernización de equipos de telecomunicaciones. Stefan Pongratz, vicepresidente y analista de Dell'Oro Group, señala que “las inversiones en telecomunicaciones, en general, han mostrado una notable resistencia a factores externos, incluidas las medidas de contención de Covid-19, las interrupciones de la cadena de suministro y las incertidumbres económicas”.

Y añade que las inversiones cada vez mayores en tecnologías inalámbricas en Estados Unidos, junto con el gran aumento del gasto de capital en redes fijas en China serán los responsables del crecimiento en 2022. En su investigación pronostica que la relación entre las inversiones de los operadores y los ingresos de la infraestructura de fabricación se mantendrá a corto plazo, y el gasto de capital y los equipos de telecomunicaciones podrían incrementarse en un 3% y un 4%, respectivamente.

Además, prevé que la aceleración de la producción a corto plazo tendrá una base relativamente amplia, destacando el crecimiento de las inversiones en China y Estados Unidos. Aunque en el mercado estadounidense el gasto se reducirá hacia final de este período. Y, finalmente, los expertos esperan que este año el gasto de capital en telecomunicaciones en el mercado europeo seguirá un ritmo más moderado.