Las telecomunicaciones Open RAN requerirán una mayor automatización

  • Infraestructura

Internet Redes

El uso de tecnologías basadas en el estándar abierto Open RAN es un paso importante para los operadores de telecomunicaciones, pero los expertos alertan de que para acelerar las operaciones se deberá apostar por una mayor automatización. Esto será clave para acelerar el lanzamiento de servicios más ágiles y apoyar los esfuerzos de innovación en la industria, pero por el momento se ha avanzado muy poco en la automatización de las Redes de Acceso de Radio, algo que podría lastrar el avance de este nuevo estándar.

La industria de telecomunicaciones está buscando nuevos caminos para modernizarse y ser más ágiles y flexibles, y uno de los cambios más recientes ha sido la introducción de tecnologías basadas en el estándar abierto de Redes de Acceso de Radio denominado Open RAN. Este tipo de redes son altamente complejas y para mejorar su administración y seguir avanzando hacia un futuro en el que los clientes demandarán servicios más ágiles y personalizados, se están buscando formas de automatizar la red, o parte de ella.

En un reciente artículo escrito por Arnab Das, vicepresidente de Conectividad Avanzada en Capgemini, el experto explica que, a consecuencia de la falta de automatización, los operadores de telecomunicaciones dedican más del 50% de sus operaciones de red a las Redes de Acceso de Radio (RAN). Esto lleva a la inevitable conclusión de que es necesario automatizar estas redes para aumentar la eficiencia, reducir el coste total de propiedad y obtener muchas otras ventajas. Las empresas del sector son conscientes de ello, pero tienen un difícil camino por delante, y la implementación del estándar Open RAN no pone las cosas más fáciles.

Como explica este experto, actualmente la automatización solo ha alcanzado diversos niveles de madurez a lo largo de la red, pero no existe una automatización completa, ni mucho menos. La mayoría de iniciativas en este sentido se tratan de pruebas discretas con pequeños grupos de proveedores, avances de tipo experimental que no está claro que puedan escalarse. En su opinión, es posible crear una RAN desagregada que proporcionaría una mayor capacidad competitiva a los operadores, pero existen muchos obstáculos que dificultan la automatización inteligente.

El primer problema es la creciente complejidad de unas redes que ya de por sí son bastante complicadas de administrar. En ellas se combinan las últimas tecnologías con infraestructuras heredadas y una gran cantidad de servicios que conviven en una suerte de caos controlado. Muchas de estas tecnologías no permiten los mismos niveles de automatización y, aunque es relativamente sencillo automatizar ciertas cosas, el alcance de estos automatismos es muy limitado. También hay automatizaciones que vinculan redes enteras, pero requieren la ayuda de expertos para personalizar adecuadamente sus capacidades. Todo esto multiplica los costes operativos y el gasto en software, y la industria quiere encontrar otras soluciones.

A esto se sumará la avalancha de datos que vendrá con las redes 5G, que crearán aún más desafíos para los operadores, ya que estos datos deben clasificarse y priorizarse para llevar a cabo un control y una gestión más eficaz de las redes. Para los expertos la solución puede estar en cambiar a redes Open RAN, pero su éxito dependerá de que los operadores sean capaces de implementar una automatización inteligente de las redes de radio basadas en este estándar. Para ayudar en este sentido Capgemini ofrece su propio enfoque y tecnología a través de una arquitectura abstraída basada en capas, que no está ligada al software de un proveedor específico y que se puede adaptar rápidamente para incorporar nuevas capacidades.

Al tratarse de una arquitectura abstraída sus creadores afirman que permite automatizar una red de extremo a extremo, sin verse limitada por la complejidad y el elevado costo de una solución propietaria limitada. Esto ayuda a administrar mejor el tiempo, el costo y la complejidad. Otra de las características fundamentales de este planteamiento es el uso de modelos de inteligencia artificial para permitir la automatización en tiempo real.

En el caso de la solución planteada por Capgemini, esta IA es capaz de manejar en todo momento el tráfico de los diferentes proveedores con los que trabaje un operador, y además es capaz de aprender de forma autónoma, lo que permite la implementación de O-RAN NonRealTime RIC, lo que resulta en una red compleja que se puede ejecutar automáticamente. Sus creadores afirman que gracias a la administración inteligente del flujo de información es posible mitigar los problemas derivados de la complejidad, las restricciones industriales y el riesgo de sobrecostos que dificultan la expansión de Open RAN.

Este cambio hacia redes de acceso de radio automatizadas con el apoyo de inteligencia artificial promete una serie de beneficios importantes para los operadores de telecomunicaciones. Como explica Arnab Das en su artículo, los principales beneficios de la automatización de Open RAN son la capacidad de implementar entornos de RAN de múltiples proveedores, con sus respectivas tecnologías, la reducción de costes operativos gracias a la automatización de la implementación y las operaciones de red y la facilidad para aprovechar modelos operativos probados de las aplicaciones RAN heredadas.

También destaca la capacidad para implementar la automatización RAN a través de redes multitecnología, empleando patrones de diseño alineados con los publicados por la O-RAN Alliance. En opinión de Das, esto proporciona más flexibilidad para la automatización a través de diferentes tecnologías y proveedores, y permite ajustar el nivel de automatización en las capas que componen la red de diferentes formas. Por ejemplo, un alto nivel de automatización en infraestructura de computación y conectividad de RAN, y un nivel medio de automatización en las tareas de administración de recursos de radio.