Vehículos guiados autónomos para agilizar las operaciones portuarias

  • Infraestructura

Puertos

La cadena de suministro global depende en gran medida del transporte marítimo y de la gestión portuaria, pero durante la pandemia los puertos han estado muy congestionados y se han producido constantes interrupciones en el flujo de mercancías. En los próximos años los gestores de estas infraestructuras van a acelerar la implementación de vehículos guiados autónomos con el fin de agilizar las operaciones, y para 2027, se espera que haya más de 150.000 de estas máquinas en los puertos de todo el mundo.

Las nuevas tecnologías de vehículos guiados autónomos proporcionan un transporte automatizado de mercancías en fábricas, centros de logística y, ahora, también en los puertos. Tras los numerosos bloqueos sufridos en los puertos marítimos de todo el mundo durante la pandemia, las autoridades portuarias están decididas a adoptar nuevas soluciones que ayuden a agilizar las operaciones y garantizar los tiempos de entrega. Por un lado, continuarán invirtiendo en soluciones como grúas de puente, puertas automatizadas y grúas apiladoras modernas, pero, además, están invirtiendo cada vez más en soluciones de transporte horizontal automatizadas, en forma de vehículos autónomos guiados (AVG).

Estas máquinas ofrecen una forma de mover mercancías por las instalaciones para su clasificación sin necesidad de operarios humanos, y gracias a las nuevas tecnologías de posicionamiento, sensorización y mapeo del entorno pueden hacerlo con gran agilidad y capacidad de adaptación ante imprevistos. Su función es fundamentalmente transportar contenedores de carga y otras mercancías hacia y desde los barcos, y en los últimos tiempos han demostrado una gran eficacia que ha permitido agilizar las operaciones en muchos puertos.

Según una investigación realizada por ABI Research, la implementación de AVG en los puertos de todo el mundo va a aumentar a una CAGR del 26% entre 2022 y 2027, para cuando podría alcanzar un volumen de 150.000 implementaciones a nivel mundial. Como explica Adhish Luitel, analista sénior de gestión de la cadena de suministro y logística en esta firma de investigación, “la automatización mejora la confiabilidad, consistencia, previsibilidad y seguridad de las operaciones portuarias”, lo que impulsará la inversión de empresas portuarias y de logística marítima en esta tecnología.

Además, Luitel señala que la automatización a través de esta y otras tecnologías relacionadas aporta beneficios adicionales en forma de un menor consumo energético y una reducción de la huella de carbono, lo que también interesa a un sector que consume mucho combustible y electricidad en sus operaciones. Asimismo, los puertos automatizados son más seguros que los convencionales, generalmente sufren menos interrupciones relacionadas con factores humanos y su desempeño en la manipulación de mercancías es más predecible, aportando además datos que ayudan a seguir mejorando el trabajo diario y a llevar un mejor seguimiento de las mercancías, tanto internamente como de cara a una cadena de suministro digitalizada.

Según su investigación, la tecnología de vehículos autónomos guiados no solo está irrumpiendo con fuerza en el sector de los puertos marítimos, sino que se está extendiendo a otros tipos de centros logísticos, como los de ferrocarril, aeropuertos y transporte terrestre. Solo en el ámbito ferroviario se espera que el número de implementaciones de AVG aumente a una CAGR de casi el 9% ente 2022 y 2027, pudiendo llegar a unos 12.000 equipos de este tipo para final del período. Esto ayudará a incrementar el volumen de mercancías de 14.000 millones de toneladas a 16.000 millones para 2027.

Finalmente, Luitel explica que a pesar de los beneficios que puede aportar la automatización en sus diferentes modalidades, también presenta algunos desafíos que deben tener en cuenta los gerentes de la cadena de suministro. Aunque tienen un gran potencial para agilizar los flujos de trabajo, señala que “tienen el costo de las posibles pérdidas iniciales de productividad que se derivan de equipar a los trabajadores con las habilidades adecuadas para operar y mantener estas soluciones”. Por ello, recomienda a los gerentes y a las autoridades que se esfuercen por capacitar a la fuerza laboral para trabajar conjuntamente con estas máquinas y tecnologías de automatización, con el fin de lograr una implementación exitosa en el menor tiempo posible.