Nuevos modelos de trabajo y tecnologías para modernizar la cadena de suministro

  • Puesto de trabajo

almacen cadena suministro

Las cadenas de suministro sufren de una importante escasez de mano de obra cualificada para enfrentarse a los retos del futuro, y necesitan cambiar de enfoque para capturar y retener talento. Por ello las empresas están adoptando nuevos modelos laborales y tecnologías digitales, tomando ejemplo de los casos de éxito que se están imponiendo en otros sectores, como los espacios de trabajo flexibles, las herramientas de colaboración o modelos de gestión más inclusivos.

Recomendados: 

La transformación del trabajo: el empleado conectado Webinar

La evolución del lugar de trabajo Leer 

En los dos últimos años las empresas pertenecientes a la cadena de suministro global han sufrido importantes interrupciones a causa de los colapsos de los sistemas logísticos y una importante fluctuación en la disponibilidad de trabajadores por los contagios y los confinamientos. Mientras tanto, el auge del comercio electrónico ha añadido más presión para optimizar los envíos en muchos sectores. Para adaptarse a una situación tan desafiante y en constate cambio muchas empresas han adoptado medidas de emergencia que no se habrían planteado en otras circunstancias, como la implantación de nuevas modalidades de trabajo y la incorporación de ciertas tecnologías.

Estas estrategias lograron en parte resolver lo peor de la situación, y ahora la cadena de suministro está cambiando su enfoque para modernizar sus operaciones de cara a un futuro más conectado, centrado en las personas y preparado para los retos que vienen con la digitalización. En la encuesta anual Future of Supply Chain de Gartner, los expertos han entrevistado a los líderes de 983 cadenas de suministro globales, y han identificado los cambios que transformarán estos ecosistemas en los próximos años.

Suzie Petrusic, directora de investigación de Gartner, explica que, ante la escasez de talento y mano de obra, los líderes de la cadena de suministro prevén que los trabajadores se volverán más exigentes, por lo que deberán preparase para cumplir con estas expectativas. En caso contrario, perderán oportunidades frente a la competencia. Y el 57% por ciento de los encuestados cree que estas expectativas cada vez mayores incrementarán los costos de atraer, contratar y retener talento. Para enfrentarse a esta nueva situación, Gartner cree que las empresas trabajarán en tres enfoques estratégicos principales.

Experiencias de trabajo flexibles en primera línea

Las diversas modalidades de trabajo híbrido han ayudado a las empresas de la cadena de suministro a enfrentarse a las dificultades surgidas durante la pandemia, aunque esta forma de trabajar apenas se ha aplicado al personal operativo y de primera línea, ya que en su mayoría son empelados que deben acudir físicamente a su puesto de trabajo. Tradicionalmente, las cadenas de suministro han dependido de la estabilidad de los horarios de estos trabajadores, pero esto está cambiando, y en Gartner creen que las empresas que proporcionen una mayor flexibilidad a los trabajadores de primera línea lograrán capturar y retener mejor el talento.

Los líderes de la cadena de suministro tienen dos formas para abordar esta cuestión. Petrusic señala que “pueden invertir en tecnología para reducir su dependencia de los humanos para la ejecución operativa de primera línea, donde el trabajo es más inflexible”. O también pueden buscar formas de aumentar la flexibilidad de los trabajadores de primera línea. Aunque dice que “solo un pequeño número de encuestados actualmente está tomando el camino de la tecnología. Sin embargo, el 56% dice que está invirtiendo para diseñar el trabajo principalmente para la flexibilidad”.

Esto hace pensar a los investigadores de Gartner que la cadena de suministro del futuro se definirá por espacios de trabajo y horarios más flexibles, como medias jornadas y más opciones para la programación y el intercambio de turnos. Y también creen que una porción menor de estas empresas basará esta flexibilidad en el uso de ciertas tecnologías, como son la realidad aumentada y virtual, o el uso de exoesqueletos que proporcionen más capacidades a los trabajadores a través de la humanidad aumentada.

En busca de una mayor colaboración laboral

En estos últimos dos años se ha visto un movimiento entre los líderes de la cadena de suministro hacia el establecimiento de herramientas de colaboración, y actualmente un 62% de los encuestados por Gartner está invirtiendo para proporcionar a sus trabajadores herramientas de política y comunicaciones para hacer más fluidas las relaciones laborales, tanto en persona como en escenarios de trabajo remoto y con terceras partes. Creen que en los próximos años los espacios de trabajo en la cadena de suministro serán más ágiles y se impulsará la colaboración a través de las nuevas tecnologías para optimizar los flujos de trabajo en los que interviene personal en las instalaciones y en remoto. Y también prevén que las empresas de la cadena de suministro mejorarán sus programas de capacitación y de mejora de habilidades basadas en la colaboración.

Gestión más inclusiva, basada en la empatía

El concepto de diversidad, equidad e inclusión (DEI) está calando entre los líderes de la cadena de suministro, que se han dado cuenta de que deben responsabilizarse a sí mismos y a sus gerentes de estas cuestiones, así como del bienestar de sus empleados y de la protección frente a la discriminación. Alrededor de tres cuartas partes de los encuestados por Gartner están invirtiendo actualmente para mejorar el cumplimiento con prácticas de empleo equitativas y ofreciendo a los empleados iniciativas orientadas a un propósito en el trabajo.

Petrusic dice que “con los modelos de empleo cambiantes que ya se están explorando, los líderes de la cadena de suministro querrán asegurarse de que pueden generar empatía por estos empleados no tradicionales”. Por ello afirma que necesitarán adoptar una estructura organizativa más adecuada, que incluirá nuevos roles de liderazgo específicos, como directores de trabajo remoto o de robótica. De hecho, ya se están creando nuevos puestos ejecutivos para abordar estas áreas, que en los próximos años cobrarán importancia a medida que se avance en la transformación digital y en la automatización de la cadena de suministro.