El auge del mercado de ordenadores terminará este año

  • Infraestructura

generica-trabajo PC

Así lo prevén los investigadores de Gartner, que en su último informe pronostican una caída del 9,5% en los envíos de PCs, smartphones y tabletas en 2022, después de dos años de crecimiento constante. Por un lado, lo atribuyen al aumento de la inflación, la guerra de Ucrania y los problemas de suministro, pero son conscientes de que el crecimiento de ventas que se ha visto en los dos últimos años no podría continuar mucho más tiempo, y habrá que esperar a la próxima fase de renovación de equipos entre los consumidores y las empresas para ver un nuevo aumento.

Recomendados: 

Gobiernos Data-driven: la gestión de los datos Leer

Pasos para digitalizar un entorno B2B Video

El camino hacia la residencia de datos Informe 

Empresas nativas digitales y tecnologías de experiencia de usuario Documento 

El mercado de PC está retrocediendo después de dos años de crecimiento desenfrenado, motivado por la renovación de equipos entre los consumidores y las empresas y por la necesidad de dotar a los trabajadores de ordenadores para las oficinas domésticas. Pero la bonanza que ha experimentado el mercado no podía continuar a ese ritmo mucho tiempo, y ya en 2022 se está viendo una contracción del mercado mundial. Según las últimas cifras publicadas por Gartner, este año los envíos de PC podrían descender un 9,5% interanual. En este cómputo también incluyen otras categorías, como los dispositivos móviles, pero la caída más pronunciada se producirá en los ordenadores.

En su informe, Ranjit Atwal, analista director senior de Gartner, comenta que la combinación de factores negativos como la agitación geopolítica, el aumento de la inflación, las fluctuaciones monetarias y los problemas en la cadena de suministro están sentando las bases para una contracción del mercado. Explica que “la demanda de PC de consumo está en camino de disminuir un 13,1 % en 2022 y se desplomará mucho más rápido que la demanda de PC comerciales, que se espera que disminuya un 7,2 % año tras año”.

La mayor contracción del mercado se producirá en la región de EMEA, donde Gartner espera una disminución del 14% en los envíos. Lo atribuyen principalmente a la reducción de la demanda de consumo, pero también a la guerra en Ucrania y al aumento del precio de la vida, que está llevando a los consumidores a ser más conservadores con el gasto en tecnología. Y en términos globales, el mercado de ordenadores, smartphones y tabletas podría caer un 7,6% este año, destacando las caídas de dos dígitos que se producirán en China y Europa del Este (incluyendo Eurasia).

Un factor que los investigadores consideran importante para el devenir del mercado este año es la contracción de la demanda de smartphones que se producirá en China, el principal mercado de estos dispositivos a nivel mundial en los últimos años. Se prevé un descenso del 18,3% en este mercado regional, que resultará en una caída del 7,1% en las ventas globales. 

Atwal comenta que “a principios de año, se esperaba que el mercado de teléfonos 5G de la Gran China mostrara un crecimiento de dos dígitos. El impacto de la política COVID-19 de tolerancia cero de China y los bloqueos resultantes han revertido drásticamente esta tendencia”. Y dice que, por ello, “un gran número de consumidores dejó de comprar artículos no esenciales, incluidos los teléfonos inteligentes 5G”.