Las redes inalámbricas privadas se expanden más lento de lo previsto

  • Infraestructura

5G redes movil

A medida que las organizaciones expanden su infraestructura más allá de los límites tradicionales se hace necesario contar con infraestructuras de red eficientes y confiables. La solución para muchos casos de uso es construir redes inalámbricas privadas basadas en tecnologías como LTE y 5G, pero el avance de esta tecnología está siendo más lento de lo previsto, lo que está lastrando el mercado RAN privado.

Recomendados: 

Oportunidades de transformación tecnológica para las PYMES Video

Viaje al Cloud en la estrategia de modernización  empresarial Documento

El teletrabajo en España antes, durante y después de la pandemia Informe

Muchas empresas están adoptando arquitecturas de TI distribuida y multitud de dispositivos conectados para apoyar el desarrollo de nuevos casos de uso. Esto amplía el alcance de su infraestructura a nuevas ubicaciones, haciendo que la conectividad se convierta en un factor clave para el desarrollo del negocio y el lanzamiento de nuevos productos y servicios.

La llegada de las últimas iteraciones de LTE y del nuevo estándar 5G amplía las posibilidades y el alcance de las redes, proporcionando un gran ancho de banda y una menor latencia que otras tecnologías, pero para muchos casos de uso lo ideal es utilizar redes celulares privadas.

Las perspectivas del mercado de redes inalámbricas privadas han sido muy optimistas en años anteriores, pero ahora los expertos de Dell'Oro Group están rebajando sus previsiones de cara a los próximos años. Anticipan que para el año 2026 el número de celdas pequeñas LTE/5G privadas podría alcanzar entre 0,8 y 1 billón, lo que podría afectar a los ingresos del mercado de redes RAN privadas.

En su informe, Stefan Pongratz, vicepresidente de Dell'Oro Group, se muestra optimista y dice que no han cambiado sus previsiones para el mercado a largo plazo, la que la adopción de esta tecnología en el mercado empresarial e industrial llevará un tiempo. Pero también explica que el mercado de LTE/5G Standalone se está desarrollando de forma más lenta de lo esperado, lo que lleva irremediablemente a rebajar las perspectivas del mercado a corto plazo, y puede que a medio plazo.

En su opinión, la expansión de redes LTE privadas y celdas pequeñas de tecnología 5G será más lenta de lo previsto entre 2022 y 2026. En este tiempo se espera que los ingresos totales de las redes RAN privadas se duplicarán, pero la tecnología LTE/5G en este ámbito solo logrará una participación de un solo dígito para el año 2026.