WiFi 6 sigue expandiéndose en el mercado de puntos de acceso inalámbricos

  • Infraestructura

Comunicaciones inalámbricas

El nuevo estándar de comunicaciones inalámbricas WiFi 6 está logrando imponerse poco a poco a los dispositivos de la generación anterior en el mercado de redes inalámbricas empresariales. A lo largo de 2022 se ha acelerado el crecimiento de ventas de equipos WiFi 6 y ya representan la mayor parte de los envíos e ingresos de puntos de acceso de corte empresarial, mientras que en el segmento de consumo su expansión está siendo más lenta y el estándar anterior todavía domina el mercado.

Las empresas tienen claro que deben actualizar sus redes con tecnologías de más ancho de banda, tanto en las redes cableadas como en las inalámbricas. Esto ha permitido que el estándar WiFi 6 (802.11ax) por fin despegue en el mercado de equipos WLAN empresariales, y las ventas han ido creciendo cada vez más a lo largo de la primera mitad de 2022.

Según las últimas cifras publicadas por IDC, en el primer trimestre del año el mercado de WLAN empresarial ha crecido un 17,1% interanual, una cifra que se ha elevado hasta el 20,4% en el segundo trimestre, generando unos ingresos de 2.100 millones de dólares. Como resultado, en el primer semestre el mercado ha crecido un 18,4% con respecto a la primera mitad de 2021, y hay muy buenas perspectivas para el cierre de 2022, especialmente en lo que se refiere a los dispositivos WiFi 6.

Pero el dato más significativo es que en esos tres últimos meses los equipos WiFi 6 han sido los responsables de la mayor parte de las ventas, representando en torno al 76,5% de todas las ventas de puntos de acceso (AP) dependientes y han representado el 62,7% de todos los envíos globales. Casi la totalidad del resto ha correspondido a los dispositivos WiFi 5 (802.11ac), que prácticamente desbancado completamente a las generaciones anteriores.

En el mercado de consumo el progreso de WiFi 6 está siendo mucho más comedido, ya que en el segundo trimestre solo representó el 33,5% del total de ventas al gran consumo. Aunque hay que aclarar que las ventas a consumidores no están cosechando grandes éxitos, como consecuencia del aumento de la inflación y de la lentitud de los operadores de telecomunicaciones a la hora de expandir el nuevo estándar. Así, en el segundo trimestre de 2022 los envíos se han mantenido más o menos estables (+0,6%), pero los ingresos han descendido un 3,5% con respecto al año pasado.

Como explica Brandon Butler, gerente de investigación de Redes Empresariales en IDC, “el mercado de WLAN empresarial continúa creciendo a un ritmo acelerado, lo que enfatiza la importancia de la tecnología inalámbrica en la red y los objetivos de transformación digital de las organizaciones en todo el mundo”. Aunque comenta que “el mercado de WLAN empresarial no es inmune a los desafíos, con las interrupciones de la cadena de suministro y la escasez de componentes como ejemplos notables. Pero la fuerte demanda de actualizaciones inalámbricas a WiFi 6, y cada vez más a WiFi 6E, está impulsando el mercado y con fuertes tasas de crecimiento”.

A nivel regional los mayores crecimientos interanuales se han registrado en América Latina, donde el mercado ha crecido un 47,7% frente al segundo trimestre del año pasado. Le siguió muy de cerca Europa Occidental, con un aumento del 45,4%, Asia Pacífico (excepto China y Japón), con un 26,5%, Medio Oriente y África (23,2%), Estados Unidos (15,7%), China (8,7%) y Japón (6,2%).

En el extremo opuesto estuvieron Europa Central y del Este, donde las ventas cayeron un 20,6%, principalmente por el desplome del mercado ruso, donde bajaron un 73,2% como consecuencia de la guerra en Ucrania y los bloqueos comerciales impuestos por la comunidad internacional. Y otro país destacado donde las ventas descendieron, aunque solo ligeramente, fue Canadá, conde bajaron un 1,6%.