El mercado de wearables seguirá creciendo en 2023

  • Infraestructura

wearables hearable smartwatch deporte

Las ventas globales de wearables llevan creciendo a una tasa del 19% interanual desde 2018 y se espera que el año que viene aumenten de nuevo hasta superar los 54.000 millones de dólares. Desde la pandemia los principales motores de ventas han sido la monitorización de actividades deportivas y el cuidado de la salud, que han impulsado el mercado de pulseras de actividad y relojes inteligentes.

Recomendados: 

Metología para adoptar SAP/4 HANA de forma rápida y económica. Documento

Descubre cómo optimizar tus gastos IT. Video

Transformación digital mediante `Data Cloud' Inteligente.  Informe

Los wearables han ido ganando popularidad en los últimos años y, según las investigaciones de GlobalData, su mercado ha mostrado una tasa d crecimiento interanual compuesta del 19% entre 2018 y 2023. Siguiendo estas previsiones, el año que viene los ingresos superarán los 54.000 millones de dólares, un aumento logrado gracias al interés de los consumidores en dispositivos para la monitorización de la salud y la actividad física.

En estos años los relojes inteligentes se han convertido en el segmento más grandes del mercado, seguido por las pulseras de monitorización deportiva, y así seguirá siendo el próximo año. En 2018 los smartwatches representaron alrededor del 60% de todo el mercado, gracias a la popularidad del modelo de Apple y a la llegada de otras marcas al mercado, como Xiaomi, Huawei, Garmin y Samsung.

Por su parte, los monitores de actividad física representaron otro 29% del mercado el 2018, pero los expertos esperan que su cuota caiga al 20% el año que viene, dado que muchos usuarios de estos dispositivos quieren ampliar las capacidades de sus wearables y al renovar sus dispositivos optarán por relojes inteligentes.

En opinión de Cynthia Stinchcombe, analista de dispositivos médicos de GlobalData, “a medida que los consumidores se vuelven cada vez más conscientes de la salud, el futuro se presentará como una combinación de lo digital y lo físico a medida que los consumidores adopten la tecnología portátil en sus rutinas diarias”. Y en los próximos años llegarán al mercado nuevos wearables enfocados especialmente a la monitorización avanzada de la salud.

Estos tendrán la capacidad para registrar otros parámetros, más allá de la monitorización del ritmo cardíaco o la saturación de oxígeno, como los niveles de glucosa y otros indicadores de salud. La industria sanitaria será uno de los principales clientes de esta nueva generación de wearables, pero también los consumidores, especialmente aquellos que padezcan enfermedades susceptibles de ser monitorizadas a distancia.