Acelera la inversión en equipos para las redes de banda ancha inalámbrica

  • Infraestructura

banda ancha

La industria de telecomunicaciones quiere explotar el gran potencial que tienen las redes 5G para el acceso fijo a redes de banda ancha, y están acelerando la implementación del equipamiento necesario. Se espera que en los dos próximos años aumentará el gasto en estos equipos para expandir las capacidades de las redes 5G en ámbitos donde no llegan las redes de fibra, donde esperan que el mercado FWA alcance una mayor penetración.

  Recomendados....

» Desarrollo de Apps móviles con low-code en el sector industria y servicios de campo. 30 noviembre  Webinar
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción Guía
» Foro Administración Pública Digital: pogreso y vanguardia. 29 y 30 noviembre Emisión

Para romper la brecha digital es fundamental que las redes de banda ancha se extiendan a toda la geografía, pero extender las líneas de fibra óptica a zonas muy despobladas y de difícil acceso resulta demasiado costoso para los proveedores de telecomunicaciones. Desde hace muchos años han tratado de resolver el problema apoyándose en las comunicaciones móviles, pero hasta ahora las tecnologías existentes no han proporcionado el ancho de banda ni la latencia necesarios. Además, al conectar muchos dispositivos a uno de estos nodos el rendimiento se resentía notablemente.

Pero con la llegada de 5G la industria de telecomunicaciones cuenta con las herramientas necesarias para ofrecer servicios de acceso fijo inalámbrico (FWA) de banda ancha. Este mercado tiene un gran potencial de negocio en casi todas las geografías, ya que incluso en los mercados más desarrollados existen regiones aisladas o poco pobladas, susceptibles de contratar estos servicios. Los proveedores esperan que este mercado crezca rápidamente en el futuro cercano y en los dos próximos años acelerarán la inversión en equipos para construir las redes FWA.

Esto ha llevado a la firma de investigación Dell’Oro Group a lanzar el primer informe sobre el mercado de infraestructura FWA. En este documento, Jeff Heynen, vicepresidente y analista de Dell'Oro Group, señala que “el acceso inalámbrico fijo se ha convertido en un componente clave para cerrar la brecha digital y conectar los mercados rurales y desatendidos a nivel mundial”. Opina que FWA puede competir con las tecnologías de banda ancha actuales, sobre todo gracias a la incorporación de las redes 5G y de otras tecnologías avanzadas que no se basan en 3GPP.

Los datos preliminares de su investigación revelan que los ingresos del mercado de equipos RAN y CPE (Equipos Locales del Cliente) crecerán un 35% en 2022, gracias al aumento de suscriptores en Norteamérica. Y pronostican que el mercado global seguirá creciendo rápidamente en los próximos dos años, pudiendo alcanzar para entonces un valor de 25.000 millones de dólares.

Por otro lado, se espera que los ingresos globales del mercado FWA puedan alcanzar unos 5.000 millones de dólares para el año 2026, gracias a la inversión sostenida y el crecimiento de suscriptores en implementaciones basadas y no basadas en la tecnología 3GPP. El mercado norteamericano seguirá siendo el de más rápido crecimiento, y en el que más se desarrollará el despliegue de tecnologías como CBRS, otras opciones de sub-6GHz, redes 5G NR y de 60 GHz.

Pero los investigadores pronostican que a largo plazo se producirá un importante aumento de las suscripciones a FWA en los mercados emergentes del sudeste asiático y la región de MEA. Esto se deberá a las actualizaciones que se están realizando en las redes LTE existentes y a la búsqueda de nuevos suscriptores a redes de acceso fijo inalámbrico por parte de los proveedores de estas regiones.

Finalmente, en Dell’Oro señalan que el mercado de banda ancha satelital contribuirá a habilitar la conectividad de banda ancha en los mercados emergentes, gracias al rápido progreso de las redes de satélites de órbita baja por parte de proveedores como Starlink, OneWeb y Project Kuiper.