Malas perspectivas para el mercado de PC de Europa Occidental

  • Infraestructura

ordenador, portatil, pc

Las ventas de ordenadores y tabletas en el mercado de Europa Occidental han caído con fuerza en el tercer trimestre del año, especialmente en los segmentos de consumo. Los inventarios del canal se encuentran muy llenos y los expertos pronostican que, a pesar de la temporada navideña, en el último trimestre las ventas podrían experimentar la peor caída de la última década.

  Recomendados....

» Tendencias TI 2023 y factores que influirán en su despliegue Webinar
» Nueve formas prácticas de optimizar los costes IT Guía
» 5 aspectos a evaluar en su sistema telefónico y claves para aumentar su éxito Leer

Desde que la inflación comenzó a crecer las perspectivas de gasto de los consumidores europeos han caído en picado y el mercado de PC (ordenadores portátiles, de sobremesa, estaciones de trabajo y tabletas) ha sufrido un gran impacto en las ventas. Según las últimas investigaciones de Canalys, los envíos en el mercado de Europa Occidental descendieron un 22% interanual en el tercer trimestre del año, quedando en 12,8 millones de unidades.

La peor caída se dio en el segmento de portátiles, que vio un descenso del 25% en los envíos con respecto al año pasado (10,4 millones de unidades). En este caso, las ventas cayeron tanto en el segmento de consumidores y educación como entre los clientes empresariales, que han recortado el gasto en estos dispositivos. Por su parte, las ventas de PC de sobremesa solo bajaron un 6% interanual, gracias a que las empresas mantuvieron un cierto nivel de gasto en nuevos equipos para las oficinas. Y las ventas de tabletas bajaron de nuevo un 13%, hasta 6 millones de unidades, debido en gran medida a la caída del segmento de educación.

En su informe, Kieren Jessop, analista de investigación de Canalys, destaca que “el gasto comercial anteriormente sólido en PC ahora está cayendo al mismo ritmo que el segmento de consumidores. Las pequeñas y medianas empresas redujeron significativamente las compras de PC, más que las organizaciones más grandes, ya que los obstáculos económicos redujeron los flujos de caja y el aumento de las tasas de interés hizo que las opciones de financiación fueran más costosas”.

En el mercado de consumo en Europa Occidental está influyendo el aumento de la inflación, que está encareciendo necesidades básicas como la energía, lo que está impulsando una contención del gasto generalizada. Aunque Jessop comenta que el comportamiento del mercado está siendo muy dispar, con una caída más pronunciada de los segmentos de gama baja, mientras que los de gama media y alta están mostrando mejores resultados.

En su opinión, esto muestra cómo el aumento de la inflación está teniendo un impacto muy diferente entre la población con más y menos ingresos. En Canalys pronostican que la demanda seguirá cayendo, a la vez que trasladándose de nuevo de las gamas altas a las más asequibles. Por ello, creen que los proveedores que abarquen más opciones de precio serán los que mejor desempeño obtendrán en los próximos meses.

Esta situación está generando una gran acumulación de inventario en el canal y, según una encuesta realizada por Canalys Candefero justo antes de comenzar el tercer trimestre, el 38% de los miembros del canal en EMEA tenían un stock de más de cuatro semanas, cuando el porcentaje era de un 25% hace un año. Jessop asegura que esta situación se mantendrá hasta finales de año y, probablemente, más allá.

Prevé que el desempeño del mercado en el cuarto trimestre de 2022 será malo ya que, aunque el gasto durante el black Friday fue superior al esperado, especialmente en electrónica de consumo, la tradicional temporada alta navideña va a arrojar muy malos resultados. Hasta el punto de que pronostican que se producirá la mayor caída de ventas de la última década para estos meses.

Para lidiar con esta contracción del mercado los proveedores necesitarán realizar ofertas que puedan estimular la demanda y así liquidar el inventario, en previsión de una posible recuperación de ventas en la segunda mitad de 2023. Aunque Jessop prevé que el siguiente ciclo de actualizaciones de PC se producirá en 2024, cuando comenzarían a recuperarse los patrones normales de ventas del mercado hasta 2026. Sus previsiones son que para entonces los envíos podrían situarse en un 25% por encima de los anteriores a la pandemia.