Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

España seguirá aumentando la inversión en RPA

  • Inteligencia Artificial

automatización

La automatización robótica de procesos (RPA) está calando hondo en las organizaciones españolas, y los expertos prevén que el gasto en esta tecnología crecerá más un 35% hasta el año 2022, superando la media europea. Según IDC, la aplicación de tecnologías como la inteligencia artificial a este campo permitirá a las empresas hacer un mejor uso de sus recursos, y lograr una mayor satisfacción del cliente.

La consultora IDC y Microsoft han elaborado un estudio sobre el mercado de automatización robótica de procesos en España, que muestra cómo las organizaciones de nuestro país están apostando cada vez más por la tecnología RPA. Además, prevén que esta tendencia continuará en los próximos años, elevando la inversión en más de un 35% para el año 2022, gracias al valor que están encontrando en la aplicación de la inteligencia artificial para optimizar las operaciones y aumentar la satisfacción de los clientes.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

El estudio señala que en 2021 el 50% de los ingresos de las empresas provendrán de la transformación del modelo de negocio hacia lo digital, y en las nuevas economías de plataforma y monetización de datos. Además, prevén que este porcentaje seguirá incrementándose hasta un 80% para el año 2023, lo que da una muestra de la importancia de acometer la transformación digital del negocio lo antes posible.

Para lograr estos objetivos, los analistas de IDC destacan que las organizaciones deben llevar a cabo la transformación en cinco áreas principales, que son: el liderazgo, la omniexperiencia, la información, el modelo operacional y la fuerza laboral. Esto supone que las empresas deben evolucionar pensando en construir una plataforma tecnológica con un núcleo inteligente, definido por capacidades cognitivas de nueva generación, como la analítica avanzada, la IA o el aprendizaje automático, apoyándose a su vez en la nube.

Todo ello con el objetivo de lograr una interacción a tiempo real con el cliente, para lo que se necesita aplicar inteligencia en cada etapa del customer journey. Por ello, IDC pronostica que el mercado de experiencia del cliente en Europa Occidental crecerá en torno a un 9% en 2020, llegando a unos 94.000 millones de euros. Y, en palabras de Ignacio Cobisa, Analista senior de investigación en IDC, “las tecnologías cognitivas tienen la capacidad de evitar la existencia de silos de información dentro de las organizaciones. Transformando la información en insights de negocio que potencien las capacidades comerciales, permitiendo identificar tendencias y anticipar oportunidades”.