Los proveedores estadounidenses de atención sanitaria invertirán en RPA en los próximos 3 años

  • Inteligencia Artificial

automatización

A pesar de que la pandemia está incrementando el riesgo financiero y generando grandes costes a las empresas estadounidenses de la salud, estas van a seguir apostando por las nuevas tecnologías. Según las estimaciones de Gartner, el 50% de los proveedores de atención sanitaria de EEUU va a invertir en Automatización Robótica de Procesos en los próximos tres años.

Las nuevas tecnologías están demostrando su utilidad en medio de la complicada situación que está generando el coronavirus, aunque su avance se enfrenta a dificultades como la incertidumbre económica que afecta a muchas industrias. En el caso del sector de la salud, las empresas de países donde la sanidad es fundamentalmente privada están viendo cómo aumenta su riesgo financiero, ya que no está claro cómo se sufragarán los grandes gastos que está generando la atención a los pacientes del COVID-19.

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Un ejemplo es el sector de la atención sanitaria estadounidense que, a pesar de los problemas que enfrenta por ser uno de los países más afectados por la pandemia, quiere seguir avanzando en la digitalización. Un ejemplo de ello es que, según las estimaciones de Gartner, en los próximos tres años el 50% de las empresas de atención sanitaria del país van a invertir en Automatización Robótica de Procesos (RPA), frente al 5% actual.

Esto se debe a que esta tecnología permite reducir los costes y optimizar los recursos, algo fundamental ante situaciones como la actual, en la que es vital aprovechar al máximo ciertos recursos, desde medicamentos a equipos de protección individual. Esta Esto permitirá a las empresas estadounidenses de la salud enfrentarse mejora a la complicada situación que están viviendo, mejorando sus resultados y, a la vez, la atención a los enfermos. Y no solo para enfrentarse al COVID-19, ya que el mayor gasto del sector proviene del tratamiento de ciertas patologías como las de salud mental y las enfermedades crónicas, que representan casi el 90% del gasto total (3.300 millones de dólares al año).

En palabras del Doctor Anurag Gupta, vicepresidente de investigación de Gartner, “la optimización de costos es un tema recurrente entre los proveedores de atención médica. El dinero que RPA ahorra al no tener que gastar tanto en un proceso no reformado se traduce en efectivo que está disponible para las funciones clínicas iniciales, lo cual es especialmente importante mientras las organizaciones de atención médica combaten la crisis de COVID-19”.

Y añade que los problemas financieros del sector provienen de antes de que se manifestase la pandemia, ya que, “incluso antes del brote de virus, el 41% de los CIO de los proveedores de atención médica experimentaron un déficit de financiación, según la Encuesta de CIO Gartner 2020”. Frente a esto, “la promesa inicial de RPA es ayudar a reducir estas presiones de costos operativos que se encuentran en la parte superior de la lista de desafíos de los CIO de los proveedores de atención médica”.

Los expertos de Gartner señalan que la aplicación de RPA en el sector de la salud se está enfocando no solo en los trabajos propios de la industria, sino que se está aplicando la automatización a todo tipo de trabajos rutinarios, lo que maximiza el aprovechamiento de esta tecnología y proporciona más beneficios a toda la organización. Según Gartner, para 2023 la inteligencia artificial estará vinculada al 20% de las interacciones con los pacientes, tanto en procesos clínicos como no clínicos, un gran avance desde el 4% actual.