Inteligencia artificial para mejorar los sistemas de riego

  • Inteligencia Artificial

CHAMSA_Riego_Inteligencia-artificial

La empresa española Grupo Chamartín y la israelí Manna han firmado un acuerdo para colaborar en la implementación de sistemas inteligentes para el control del riego. Esta innovación se aplicará en amplias extensiones de cultivos de Castilla León, Castilla la Mancha y Aragón, donde se utilizan sistemas de riego mecanizado conocidos como pivot.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La empresa impulsada por IA Leer 

Grupo Chamartín (CHAMSA) se dedica a fabricar sistemas de riego para el sector agrario, y ha decidido aliarse con la firma israelí Manna Irrigation Intelligence para optimizar sus sistemas de riego mecanizado denominados Pivot. Para ello aplicarán la inteligencia artificial y algoritmos especialmente diseñados para el suministro de agua. Estos sistemas se emplean comúnmente en los cultivos extensivos de cereales en terrenos llanos, especialmente en Castilla León, Castilla la Mancha y Aragón, que cuentan con el 84% de los cultivos de este tipo en España.

Mediante este acuerdo pretenden incrementar hasta el 80% la uniformidad de los sistemas de riego en este tipo de cultivos, logrando reducir un 30% el consumo de agua y un 20% el gasto de energía necesaria para mover los sistemas de riego. Esto supondrá un gran ahorro para los agricultores, en un país que ya se cuenta entre los tres primeros del mundo en aprovechamiento de agua de riego, junto con Australia y Estados Unidos.

Para ello, CHAMSA integrará el software basado en la nube desarrollado por Manna con el software de control a distancia de sus sistemas Pivot, en una solución embebida que, según afirman en su comunicado, ya se encuentra en fase de pruebas. ´Con este avance se logrará que los agricultores que usan sus sistemas de riego no necesiten actualizar el hardware para ser más eficientes, y puedan disponer de información más clara y detallada de cuánto y cuándo deben regar sus tierras.

En esto se emplea inteligencia artificial y algoritmos que trabajan con los datos provenientes de sensores remotos, de los satélites meteorológicos y de estaciones locales, así como de fotografías satelitales capaces de penetrar en la capa superficial del suelo. Así se logra obtener un complejo mapa de los cultivos que se emplea para desarrollar un modelo de recomendaciones y planificaciones de riego, que se puede gestionar desde cualquier ordenador o dispositivo móvil.

Como explica Javier Colino, director comercial de CHAMSA, “estamos encantados de asociarnos con un referente de la industria como Manna, que está revolucionando la agricultura sostenible al facilitar a los agricultores herramientas punteras para realizar un riego inteligente en términos de cantidad y tiempo”.  Concluye diciendo que “este acuerdo es el fruto de una sinergia natural y estamos convencidos de que, junto con Manna, podemos afrontar cualquier desafío en un mercado que se expande a medida que adopta nuevas tecnologías”.