La inteligencia artificial sigue generando aprensión entre los empleados gubernamentales

  • Inteligencia Artificial

GMV Inteligencia Artificial

En los próximos tres años muchos gobiernos van a adoptar la inteligencia artificial para apoyar sus operaciones, principalmente chatbots y minería de datos apoyada por aprendizaje automático. Pero los trabajadores de las agencias gubernamentales todavía muestran desconfianza y rechazo a estas tecnologías, principalmente por la falta de experiencia con estas herramientas.

Recomendados: 

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Según las últimas investigaciones de Gartner, las organizaciones gubernamentales de todo el mundo están adoptando la inteligencia artificial para ayudarlas a mejorar la eficacia y cumplir con sus objetivos. Un 36% de los entrevistados por la consultora planeaba aumentar la inversión en IA en 2021, principalmente en chatbots, una tecnología que ya ha sido adoptada por el 26% de las agencias. Y, según la encuesta de Gartner Digital Transformation Divergence Across Government Sectors, otro 59% tenía planeado implementar en los próximos tres años.

Además de los chatbots y los agentes conversacionales, muchas organizaciones gubernamentales planean implementar tecnologías de minería de datos con soporte de aprendizaje automático. Por ahora, solo lo ha hecho el 16% de las agencias entrevistadas, pero otro 69% tiene pensado hacerlo en los próximos tres años. Aparte de estas dos tecnologías principales, algunas agencias están interesadas en otras categorías de IA, como la inteligencia artificia aeroespacial (GeoAI), que genera conocimiento a través del análisis de datos e imágenes espaciales. Por ejemplo, en las áreas de defensa, inteligencia, transporte y gobierno local.

Pero los investigadores han detectado que existe un gran nivel de incertidumbre general sobre si la inteligencia artificial puede ser o no de ayuda para la misión de estas organizaciones gubernamentales, sobre todo por parte de los trabajadores. Según Gartner, un 53% de los empelados gubernamentales que han utilizado soluciones respaldadas por IA opinan que estas herramientas les proporcionan información valiosa para mejorar su trabajo. Pero entre quienes nunca han trabajado con ellas solo tienen esta percepción un 34%.

Dean Lacheca, director senior de investigación de Gartner, comenta que “la automatización, el conocimiento y la inteligencia son prioridades interconectadas para los líderes gubernamentales. Pero la fuerza laboral operativa y de prestación de servicios es absolutamente fundamental para el éxito de cualquier intento de automatizar o mejorar sus formas de trabajar. Los líderes pueden generar más aceptación al vincular claramente la tecnología a resultados prácticos que beneficien a los empleados del gobierno y respalden los objetivos de la misión”.

Las investigaciones de Gartner revelan que el 42% de los empleados gubernamentales que no han trabajado nunca con herramientas basadas en IA comprenden que esta tecnología es un medio para realizar el trabajo. Pero solo un 27% de ellos cree que tiene capacidad para reemplazar muchos trabajos, un porcentaje que se reduce al 17% cuando se trata de tareas altamente especializadas. Estas cifras revelan la desconfianza general que existe en la inteligencia artificial entre los trabajadores de los gobiernos, pero los que ya han trabajado con chatbots, herramientas de analítica y otras innovaciones basadas en IA muestran una mayor aceptación.

Pero estos también tienen percepciones negativas, ya que un 31% de quienes han trabajado con inteligencia artificial perciben que es una amenaza seria para sus puestos de trabajo, un porcentaje que curiosamente desciende al 24% entre los que no tienen experiencia con la tecnología. Por otro lado, aunque el 44% de quienes sí la tienen creen que la IA ayuda a mejorar la toma de decisiones, por ejemplo, para reducir el riesgo de cometer errores (31%), un 11% opina que comete más errores que los humanos.

En su conclusión, Lacheca dice que “los altos ejecutivos del sector público deben abordar la aprensión temprana entre la fuerza laboral del gobierno mostrando cómo la tecnología les ayuda a hacer su trabajo. Luego, deberían continuar generando confianza en la tecnología a través de la exposición, los casos de uso y los estudios de casos”.