Oportunidades y riesgos de las tecnologías para la medicina de precisión

  • Inteligencia Artificial

Sanidad

La industria sanitaria está adoptando tecnologías como la inteligencia artificial para desarrollar capacidades de medicina de precisión que mejorarán el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades. Este mercado emergente ofrece grandes oportunidades a los proveedores, pero también esconde ciertos riesgos que deberán abordar para generar más confianza entre los médicos y pacientes.

  Recomendados....

» Desarrollo de Apps móviles con low-code en el sector industria y servicios de campo. 30 noviembre  Webinar
» Plataformas de comunicaciones empresariales bajo suscripción Guía
» Foro Administración Pública Digital: pogreso y vanguardia. 29 y 30 noviembre Emisión

El sector de la salud se está modernizando con tecnologías digitales que ayudan a mejorar el diagnóstico y a desarrollar tratamientos más efectivos y personalizados para los pacientes. Gracias a la inteligencia artificial y otras innovaciones aplicadas a la salud se está avanzando mucho hacia la medicina de precisión y la medicina predictiva, que permitirá detectar riesgos ocultos de desarrollar enfermedades. Además, la tecnología está ayudando a mejorar la eficiencia en la industria sanitaria y reducir costes en el tratamiento de los pacientes.

Según las investigaciones de Juniper Research, el gasto total en tecnologías de medicina de precisión alcanzará 35.700 millones de dólares este año. Pero el sector va a incrementar la inversión en estas innovaciones en un 270% en los próximos cinco años, y se espera que el gasto ascienda a 132.300 millones para el año 2027. La progresiva transformación digital, los nuevos enfoques de medicina predictiva y la búsqueda de más eficiencia serán los impulsores del mercado en estos años, generando grandes oportunidades para los proveedores.

Uno de los avances más significativos que proporcionará la medicina de precisión será el desarrollo de planes preventivos y tratamientos de enfermedades, aprovechando el conocimiento que proporcionará el estudio de la genómica personal de los pacientes. Esto permitirá personalizar más los tratamientos para que sean más efectivos y para reducir los efectos adversos de los tratamientos, lo que también ayudará a reducir los costes sanitarios. Una de las tecnologías clave para lograr este avance es la inteligencia artificial, que se aplicará al estudio de los datos relativos a los pacientes, enfocándose en detectar anomalías y posibles enfermedades latentes.

En opinión de Cara Malone, autora de esta investigación, “el rápido aumento de la precisión, a medida que los sistemas se vuelven más avanzados, creará un ciclo virtuoso de mejora continua, catalizará un mayor crecimiento y fomentará la adopción de la medicina de precisión en los sectores sanitarios durante los próximos 5 años”.

Pero en este proceso también se presentarán obstáculos, y quizá el más importante es la desconfianza que genera el tratamiento de datos personales por parte de la inteligencia artificial. Especialmente en países como Estados Unidos, donde se está extendiendo el temor a que descubrir las predisposiciones genéticas a través de la medicina de precisión permita a los proveedores de seguros aumentar las primas a los pacientes.

Una forma de mitigar esta desconfianza creciente es que los proveedores de tecnologías para la medicina de precisión adopten códigos de conducta sólidos sobre la privacidad de los datos. Y también la creación de consejos asesores independientes para limitar el alcance del intercambio de datos y aportar tranquilidad a los usuarios.