Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Unión Europea invierte en la investigación en tecnologías de coches conectados

  • Negocios

Inversion

En los próximos años el sector del transporte público y privado va a sufrir una importante evolución, con el avance de las tecnologías de IoT, vehículos conectados y autónomos. La Unión Europea no quiere perder el tren de la innovación en este campo, y acaba de aprobar una inversión de 1.750 millones de euros destinados a la investigación de estas tecnologías.

La Comisión Europea ha dado luz verde a un plan de inversión para apoyar un proyecto de investigación e innovación conjunta en el campo de la microelectrónica destinada a las tecnologías Internet of Things, los vehículos conectados y autónomos. Este plan contará con una ayuda de 1.750 millones de euros provenientes de fondos públicos de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, que irán a parar a 29 participantes de dentro y fuera de la UE.

Según se ha conocido, estas organizaciones trabajarán en 40 subproyectos que estarán muy interrelacionados, y contarán con la colaboración de otros socios indirectos, tanto entidades vinculadas a la investigación como pequeñas y medianas empresas de diferentes países europeos.

Este plan de inversión tiene como objetivo principal apoyar la investigación y el desarrollo de tecnologías, chips y sensores de nueva generación que se puedan integrar en dispositivos de consumo, vehículos automáticos, dispositivos comerciales e industriales, incluyendo sistemas de administración de baterías para los vehículos eléctricos y tecnologías de almacenamiento de energía. Y se espera que estas investigaciones se centren especialmente en las tecnologías de Internet of Things y vehículos conectados y de conducción autónoma. Para ello se trabajará en cinco áreas principales, que serán:

1 - Eficiencia energética en los chips: se trabajará en el desarrollo de nuevas soluciones para mejorar la eficiencia energética de los chips. El objetivo es reducir el consumo total de energía de los dispositivos electrónicos, especialmente los vinculados a los automóviles.

2 – Semiconductores: investigación de nuevas tecnologías de componentes para dispositivos inteligentes y vehículos eléctricos e híbridos, que permitan incrementar la confiabilidad de los semiconductores.

3 – Sensores inteligentes: desarrollo de nuevos sensores ópticos, de movimiento o de campo magnético, que tengan un mejor rendimiento y una precisión superior a los actuales. El objetivo principal será mejorar la seguridad en los automóviles, de forma que puedan reaccionar de forma más precisa e inteligente tanto en el cambio de carril como al evitar obstáculos.

4 – Equipo óptico avanzado: las investigaciones en este campo tratarán de crear tecnologías más efectivas para futuros chips ópticos de gama alta.

5 – Materiales compuestos: los investigadores de este campo trabajarán en el desarrollo de nuevos materiales compuestos que puedan sustituir a los basados en el silicio, con el fin de crear una nueva generación de chips más avanzados.

Según se ha dado a conocer, en general, las organizaciones que formarán parte de este proyecto conjunto participarán en más de 100 colaboraciones en diferentes áreas relacionadas con los 40 subproyectos propuestos. Este proyecto está previsto que finalice en 2024, aunque cada subproyecto tendrá su propio timeline. Y se prevé que, además de la dotación económica inicial, se pueda lograr una financiación posterior de otros 6.000 millones de euros adicionales, provenientes de inversores privados.