Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El comercio minorista afronta grandes retos digitales en 2019

  • Negocios

comercio electronico

Los tres frentes de batalla para las empresas del sector retail en 2019 son las estrategias omnicanal, el marketing y la personalización de las ofertas. Para avanzar en estas tres líneas de acción los minoristas están apostando por las nuevas tecnologías, mientras incrementan el número de tiendas en un mercado cada vez más competitivo.

El sector del comercio minorista es uno de los que más prisa tiene por abordar la transformación digital en sus procesos y en sus modelos de negocio, y las empresas están tratando de alcanzar sus objetivos mientras tratan de capturar las ventas de un mercado en el que destaca el crecimiento del comercio electrónico a nivel mundial.

Como señala el informe “The State of Retailing Online 2019”, elaborado por Forrester, los minoristas están invirtiendo en sus tiendas físicas y online con el fin de mantener su competitividad y ganar terreno frente a la competencia, pero se enfrentan a una serie de retos para lograrlo. Los expertos de esta firma de investigación han centrado su estudio en las tres áreas que consideran más importantes: las estrategias omnicanal, la personalización y el marketing digital.

Sus principales conclusiones comienzan con que las tiendas están creciendo, y también los gastos del comercio electrónico. En este sentido, el 54% de los minoristas tienen pensado abrir nuevas tiendas en 2019, pero los expertos señalan que las tiendas de comercio electrónico son cada vez más caras de operar, debido a los costes asociados a las nuevas tecnologías.

Forrester señala que las empresas están trabajando en la omnicanalidad, pero aún se enfrentan a serios desafíos en este campo. Los principales son mejorar la precisión del control de inventario y de los sistemas de planificación para pronosticar mejor los flujos de demanda. Se espera que durante este año inviertan bastantes recursos para implementar nuevos sistemas de gestión, pero los resultados tardarán en verse reflejados en las cuentas.

La personalización es otro de los campos que más dificultades está planteando a los minoristas. Y los principales obstáculos con los que se están encontrando es una cantidad limitada de datos que permitan generar ofertas más personalizadas y una escasez de las visitas, incluso de sus mejores clientes. Además, Forrester destaca que los catálogos de productos son en muchos casos demasiado pequeños, lo que perjudica en términos de competencia y en el incremento del volumen de venta.

Por último, los expertos indican que el marketing digital está en pleno proceso de cambio, y las empresas están volcándose especialmente en el marketing social, aprovechando el escaparate que suponen las redes como Facebook o Instagram, a pesar de la mala reputación de estas plataformas en términos de privacidad.